Vamos a tener que seguir haciéndole la tarea al municipio: Domene

El vocero de Seguridad lamentó que no haya voluntad de la alcaldesa de Monterrey para crear una corporación policiaca que vigile al municipio. 
El vocero de Seguridad, Jorge Domene Zambrano.
El vocero de Seguridad, Jorge Domene Zambrano. (Especial)

Monterrey

El Gobierno del Estado vio con preocupación el cambio de mando en la Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad de Monterrey, al señalar que van a tener que seguir “haciéndole la plana y la tarea al municipio”.

El vocero de Seguridad del Estado, Jorge Domene Zambrano, lamentó que la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, no dé muestras de conformar una corporación propia, lo que calificó como una “posición muy cómoda”.

“Lo vemos con mucha preocupación, porque vemos claramente que vamos a tener que seguir haciéndole la plana y la tarea al municipio de Monterrey.

“Definitivamente el hecho de que a un año de la administración de la alcaldesa no haya la menor muestra de poder, de ocuparse de ir generando mandos, bueno, vemos una posición muy cómoda de que en este caso la Marina y Fuerza Civil tengamos que seguir cuidando el municipio”.

No obstante, el funcionario estatal consideró que al tomar protesta como secretario el vicealmirante de la Marina Armada de México, José Guadalupe Ávila gil, en sustitución del contralmirante Augusto Cruz Morales, no se afectará la seguridad.

“Pues no la va a afectar porque la gente que llega de la Marina es gente muy profesional, que no dudamos de sus capacidades, pero lo que preocupa es que vemos que no hay un proceso, como sí lo hubo y lo está habiendo en el estado, de ir generando las propias capacidades para poder cuidar un territorio, que en este caso se llama Monterrey”.

Se le preguntó si sería una forma de comodidad por parte de la administración regiomontana, a lo que Domene Zambrano respondió: “Yo lo interpreto como que está contratando un outsourcing para cuidar la seguridad del estado”.

Lo que más preocupa, indicó el vocero de Seguridad en Nuevo León, es que no haya voluntad por parte de las autoridades municipales para crear su propia corporación.

“No hay voluntad, no hay muestra de esto, y eso es lo que nos preocupa, porque ya pasó el primer año, y seguramente con la llegada de estos nuevos mandos se va a seguir pasando el tiempo, y cuando ella entregue su administración, pues seguramente va a dejar un problema heredado a la siguiente administración”.

Dijo que hay que recordar que el municipio de Monterrey cubre tan sólo un tercio de todo su territorio, y por eso se refirió con las palabras que la misma administración municipal usó, de tener que hacerle la plana y la tarea.