Va CNTE del AICM a Segob

Luego de bloquear Bulevar Puerto Aéreo por al menos 3 horas, profesores de la CNTE decidieron retirarse y buscar negociar con funcionarios de la Segob.

Ciudad de México

Profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, que realizaron un bloqueo en Bulevar Puerto Aéreo, se retiraron de la zona para dirigirse a la Secretaría de Gobernación.

El secretario de Gobierno del Distrito Federal, Héctor Serrano, informó en una entrevista en Milenio que la administración capitalina negoció con los disidentes, tras lo cual acordaron terminar con el cierre y trasladarse a la Segob, donde se prevé que sean recibidos por el subsecretario Luis Enrique Miranda.

"Tengan o no razón, nosotros vamos a defender los derechos de los capitalinos", advirtió.

El contingente avanzó por Zaragoza, para luego tomar Francisco del Paso y Troncoso e incorporarse después a Fray Servando, por donde avanza rumbo a la Secretaría de Gobernación.

Francisco Villalobos, secretario de Organización de la sección 22 de la CNTE, encabeza la marcha.

Cuando los maestros pasaron por la calle San Ciprián, un hombre los confrontó y les dijo que si la ley se aplicara, ya los hubieran corrido a todos.

“¡Pinche bola de huevones, deberían regresar a la escuela!”, gritó el hombre, a quien los maestros le aventaron botellas de plástico.

Cerca de las 10:00 horas, los manifestantes despejaron la circulación en Circuito Interior, para avanzar sobre Zaragoza rumbo a las instalaciones de Gobernación, ubicada en Bucareli.

Luego de un bloqueo que comenzó alrededor de las 06:00 horas, los profesores comenzaron a replegarse tres horas después, por lo que circulación vial comenzó a liberarse poco a poco.

Los docentes de la CNTE ‘madrugaron’ hoy para iniciar una protesta, por tercera vez en poco más de un mes, en los alrededores del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, donde se enfrentaron al menos en una ocasión con granaderos.

Los disidentes además despojaron de su equipo a un policía de la SSPDF, por lo que se abrió una indagatoria, confirmó el gobierno capitalino.

Aunque el vocero de la terminal aérea informó en una entrevista en Milenio que las operaciones no fueron suspendidas, usuarios tuvieron que bajar de vehículos particulares o del transporte público para poder alcanzar sus vuelos.