Urgen senadoras modificar ley contra la trata

La senadoras Adriana Dávila del PAN y Angélica de la Peña del PRD, dijeron que su iniciativa para modificar la ley general contra la trata de personas es urgente porque la actual no es eficiente.
Archivo Milenio
(Especial)

Ciudad de México

La ley vigente para prevenir, erradicar y sancionar los delitos contra la Trata de Personas no es eficiente para los operadores de justicia, es necesario reformarla, aseguran las senadoras Angélica de la Peña del PRD y Adriana Dávila del PAN.

“La ley general que define los tipos de sanciones penales en matera del delito de trata de personas tiene serias deficiencias, tenemos que garantizar que sea eficaz para los operadores de justicia, hoy no lo es”, aseguró Angélica de la Peña, en el programa "En 15" con Carlos Puig.

Dentro de las deficiencias tenemos la falta de definición del bien jurídico tutelar (lo que protege la ley), actualmente define seis, con la modificación se dará certeza al operador jurídico de la ley y se evitará que tenga tantas confusiones que generen impunidad.

Respecto a la oposición de la ex diputada panista, Rosi Orozco, a reformar la ley, Dávila aseguró que “está en contra por desconocimiento, no ha leído correctamente los argumentos, le pedimos que nos diera sus argumentos de por qué no; ella dice que quitamos la parte de víctimas y no es así”.

La senadora panista detalla que en la recién aprobada Ley de Víctimas ya se repara el daño, y que no se pueden tener dos instrumentos para lo mismo. “Reconocemos su esfuerzo por poner y visualizar el tema pero hoy en quién tenemos que pensar es en las victimas”, comentó.

Sobre la postura de Orozco, la senadora de la Peña explicó que la ley que aplica es la especifica y la ley especifica en materia de víctimas, es la Ley General de Víctimas; además de que hay otros tres ordenamientos de ámbito federal que también hablan sobre la atención a éstas, “es importante tomar consideración que la ley especifica en delito de trata de personas es esta ley que ahora estamos reformando”.

Las senadoras destacaron que la trata de personas no sólo tiene que ver con la explotación sexual; también lo es: el matrimonio forzado, quitarle un bebé a su madre, la servidumbre costumbrista –cambiar trabajo de un niño por un artículo o pago-. Estos dos últimos puntos se incluyen en la nueva reforma.

La reforma tiene pleno consenso entre los senadores, más allá de las grillas, puntualizó de la Peña. “Es la primer iniciativa que se firma por 74 de 128 senadores”, añadió Dávila.