'Tumulto legislativo' en el homenaje a Paz en España

“Somos pocos por tratarse de nuestro Octavio”, dice Arely Madrid; diputados y senadores se toman 'selfies' con Mario Vargas Llosa.
Fernando Savater, Blanca Alcalá, Enrique Krauze, Vargas Llosa y Emilio Gamboa, entre otros.
Fernando Savater, Blanca Alcalá, Enrique Krauze, Vargas Llosa y Emilio Gamboa, entre otros. (Juan Carlos Rojas)

Madrid

Los organizadores del homenaje a Octavio Paz en la madrileña Casa de América se sorprendieron cuando en la tercera fila del auditorio Gabriela Mistral vieron a casi una veintena de senadores y diputados mexicanos, que de última hora se apuntaron al tour a España. Y es que se había anunciado únicamente la presencia de Blanca Alcalá, presidenta de la Comisión de Cultura del Senado.

Llegaron por grupos, en diferentes días y ni ellos mismos sabían en realidad quiénes hicieron el viaje. “¿A ti también te tocó?”, se felicitaban unos a otros, mientras las cámaras captaban a los protagonistas: el ex presidente de España Felipe González, el escritor Mario Vargas Llosa y el filósofo Fernando Savater.

Ninguno de los senadores, ni de los diputados, ni siquiera el consejero de Prensa de la embajada de México en España, Ramiro Pineda, se enteró del número de políticos mexicanos en la comitiva que llegó a Madrid.

“Unos me dicen que 13 o 16 senadores y tres o cinco diputados”, pero nadie sabe la cifra exacta, se excusó Pineda. Los mismos políticos mexicanos coincidían en ello. Otros eran más prácticos.

“Solo sé que viajamos los cinco integrantes de la Comisión de Cultura. De los otros no sé nada”, señaló Javier Lozano.

Jorge Luis Preciado (PAN) se mostró satisfecho con la visita. “Ha sido corta, pero productiva (…) No sé cuántos vinieron, eso podrías preguntárselo al presidente del Senado (Raúl Cervantes, quien salió de prisa); llegué con él y con Emilio Gamboa. De hecho, he visto a algunos que no sabía que habían venido. En mi caso, es la primera vez que salgo del país y conocer España ha sido una experiencia interesante”.

A la diputada Arely Madrid (PRI) se le hizo poca la representación en el homenaje a Paz. “Somos poquitos para tratarse de un homenaje a nuestro Paz. No creo que el viaje cause polémica, no es para tanto, más bien es alegría (sic). Es un orgullo estar aquí”.

VISITA ESCALONADA

Senadores y diputados llegaron en diferentes días. Unos arribaron a Madrid el domingo; los otros, el lunes y regresan a México hoy.

Los senadores se excusaron y señalaron que tienen “una agenda muy completa”, que el viaje —a costa del erario— no solo fue venir al homenaje.

“Nos hemos reunido con la alcaldesa (de Madrid, Ana Botella), el líder de los empresarios del país (Juan Rosell) y mañana (hoy) vamos al Congreso y al Senado”.

Los senadores asistirán a una reunión en el Senado que durará una hora. “Es más bien un acto de fotografía, intercambio de saludos”, informaron en el departamento de prensa del recinto.

En el Congreso, los senadores acudirán a la sesión de control al gobierno, que cada semana se realiza en el hemiciclo.

“Vienen en calidad de invitados, de espectadores”, explicaron en la oficina de prensa del Congreso. A estas sesiones puede entrar cualquier persona y la dirigen a la tribuna de invitados.

Cuando algunos senadores se percataron de la presencia de las cámaras se incomodaron. Isidro Pedraza (PRD) le dijo a un compañero: “Mira, ya nos vienen a balconear los de MILENIO”.

Pedraza, en entrevista, aceptó que “sí fue un exceso venir tantos”, pero “el acto lo ameritaba”.

Blanca Alcalá se negó a hablar de la amplia comitiva de políticos mexicanos; se le explicó que previamente se había informado únicamente de su presencia y no de la casi veintena de compañeros.

“Yo prefiero hablar de la gran obra de Octavio Paz, de este homenaje”, señaló.

El viaje de México a Madrid cuesta entre mil y mil 200 euros (17 mil 500 y 21 mil pesos). Los hoteles en los que se hospedan, según algunos asistentes, son el Palace (5 mil 250 pesos la noche), el Wellington (3 mil 500 pesos) y Petit Palace (2 mil 500 pesos).

Al finalizar el homenaje, senadores y diputados subieron al estrado para hacerse selfies con Mario Vargas Llosa. “¡Uta, estuvo bueno!, ¿verdad?”, se decían entre colegas.

A la salida, tres camionetas Mercedes esperaban a la comitiva mexicana para llevarla a un coctel con la embajadora mexicana, Roberta Lajous.

Entre los senadores presentes estuvieron Blanca Alcalá (PRI), Javier Lozano, Mariana Gómez del Campo, Jorge Luis Preciado, José Rosas Aispuro (PAN), Emilio Gamboa, Raúl Cervantes, Gerardo Sánchez (PRI), Manuel Cavazos (PRI), Isidro Pedraza (PRD), Marha Palafox (PT). Los diputados son Sonia Rincón (Nueva Alianza), Arely Madrid (PRI) y Judith Guerrero (PVEM).