Justicia de calidad y confiable, demanda más presupuesto: Elías Azar

El presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal rindió su sexto informe de labores. "No se puede impartir justicia a campo raso y bajo la sombra de un árbol", dijo.
El presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, Edgar Elías Azar, advirtió que sin los juicios orales, "pagaremos los costos históricos cada cual, según su participación”.
El presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, Edgar Elías Azar, advirtió que sin los juicios orales, "pagaremos los costos históricos cada cual, según su participación”. (Tomada de Facebook)

Ciudad de México

El crecimiento de los presupuestos debe ser proporcional al crecimiento de cada entidad federativa, consideró el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, Edgar Elías Azar, quien dijo que la justicia de calidad y confiable cuesta mucho, porque "no se puede impartir justicia a campo raso y bajo la sombra de un árbol", sino que se requiere de una verdadera parafernalia de la justicia, como ocurre con la vida parlamentaria o para ejercer la administración pública.

Al rendir su sexto informe de labores, el magistrado destaco que la justicia es gratuita, pero administrarla cuesta mucho, por lo que una dificultad perdurable en la administración de justicia es su dimensión financiera.

Elías Azar dejó claro que cuando los recursos se usan responsablemente y en bien de todos, "siempre será más lo ganado que lo gastado, lo logrado que lo sacrificado".

Con base en lo anterior, planteó que es necesario incluir siempre, aunque a veces se excluya por un escrúpulo mal entendido, el tema presupuestal.

"Hablar de pesos y centavos en un templo de la justicia se antoja de mal gusto para algunos. Pero hoy no puede ser así", dijo.

Expuso que para que un juzgador esté en condiciones idóneas de ejercer su función, es necesario dotarlo de los instrumentos materiales necesarios.

"Que nadie se equivoque: no se puede impartir justicia a campo raso y bajo la sombra de un árbol. Se necesita una verdadera parafernalia de la justicia, como se necesita una para la vida parlamentaria o para ejercer la administración pública. No necesitamos más, pero tampoco menos".

El magistrado presidente del TSJDF hizo notar el estancamiento de los presupuestos judiciales, la inexistente autonomía financiera de los órganos de impartición de justicia y la posición de “regateo y súplica” en las que se coloca a los administradores de los tribunales, lo que conlleva a un esquema de lentitud y el retraso.

Entre varios temas, también se refirió a la instrumentación del nuevo modelo de justicia penal, sobre el cual pidió poner manos a la obra, y con el que se lograría una mayor publicidad, transparencia, celeridad, inmediatez y claridad de los juicios.

“Sin la oralidad, pagaremos los costos históricos cada cual, según su participación”, advirtió.

Elías Azar se expresó ante los plenos de magistrados y de consejeros de la Judicatura del Distrito Federal, así como en presencia del jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera Espinosa, y del presidente de la Mesa Directiva de la Asamblea Legislativa, Manuel Granados Covarrubias, entre otros.