Tribunal da nuevo revés a Rojas Cardona

Luego de la queja presentada por el abogado del empresario de casinos, este jueves, por unanimidad, el Décimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa en el DF declaró infundado este recurso.
En abril pasado, la Segob clausuró el Palmas Miravalle.
En abril pasado, la Segob clausuró el Palmas Miravalle. (Foto: Gabriela Jiménez)

Ciudad de México

Un tribunal federal asestó un nuevo revés judicial al empresario de casinos Juan José Rojas Cardona, quien busca reabrir sus centros de apuestas, luego de que la Secretaría de Gobernación (Segob) los clausuró en abril pasado.

Después de este cierre, la empresa Entretenimiento de México (Emex), operadora de los casinos de Rojas Cardona, buscó una suspensión provisional para poder reabrir los establecimientos.

Pidió que no se ejecutara la clausura total de actividades en los establecimientos, es decir que los restaurantes, bares, centros de espectáculos y auditorios siguieran funcionando.

Sin embargo, el 19 de mayo, el juez 16 de Distrito en Materia Administrativa en el Distrito Federal rechazó otorgar esta suspensión provisional, con lo que se dio el primer revés al empresario.

La decisión de impartidor de justicia tuvo como sustento el artículo 129, fracción I, de la Ley de Amparo que establece "que se siguen perjuicios al interés social o se contravienen disposiciones de orden público cuando, de concederse la suspensión: Continúe el funcionamiento de centros de vicio o de lenocinio, así como de establecimientos de juegos con apuestas o sorteos".

Ante esto, su defensa legal interpuso un recurso de queja para impugnar la resolución de este juez.

Pero este jueves, por unanimidad, el Décimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa en el Distrito Federal declaró infundado este recurso de queja, con lo que el Poder Judicial dio el segundo revés a Rojas Cardona y Emex.

En su recurso de queja, la compañía de Rojas Cardona alegó que al aplicar el artículo 129, fracción I de la Ley de Amparo, el juzgador de primera instancia vulneró su derecho a la no discriminación y al trato igual ante la ley; la dejó en estado de indefensión y afecta la operación de otros negocios que se encuentran en el mismo inmueble en los que se ubican sus centros de apuestas.

Los magistrados resolvieron que los argumentos planteados por la quejosa carecen de sustento, "resultan ineficaces e inatendibles", ya que la resolución recurrida se apega a derecho y privilegia el interés social.

La compañía de Rojas Cardona trabaja con el permiso federal en materia de juegos y sorteos DGAJS/SCEVF/P-06/2005 y sus modificaciones.