Trata de personas: radiografía nacional

Es un mosaico que pasa por diferentes enfoques y a través del tamiz de leyes federales y estatales. Cuerpos policiacos cuentan con distintos niveles de entrenamiento para combatirla, pero los ...
El Instituto Nacional de Migración ha detectado dos casos de trata en Durango.
Existe un ambiente permisivo en la trata con fines sexuales. (Rafael Franco/Cuartoscuro)

México

Puede decirse que es una enfermedad a la que se quiere curar con medicinas diferentes. En Oaxaca se le quiere enfrentar creando una libreta de registro de sexoservidoras. En el Distrito Federal atacando a los padrotes. Y en Ciudad Juárez registrando los moteles. La lucha contra la trata de personas con fines de esclavitud sexual en México es un mosaico que pasa por diferentes enfoques y a través del tamiz de leyes federales y estatales, además de cuerpos policiacos que cuentan con distintos niveles de entrenamiento. Los gobiernos tampoco se ponen de acuerdo, algunos perciben el delito como una prioridad, otros como un tema secundario.

Cada región del país tiene su propia variación a un fenómeno nacional constituido en el segundo más redituable para la delincuencia, solo por debajo del narcotráfico. En la frontera con Guatemala, las víctimas predominantemente son centroamericanas. En el centro, las redes basadas en Tenancingo continúan en ascenso y expansión, con operaciones que llegan desde el altiplano mexicano hasta Estados Unidos.

En el norte, las historias más recientes hablan de jovencitas explotadas y después asesinadas en Chihuahua, víctimas de la tenue línea entre el narcotráfico y la trata. En la costa del Pacífico, el turismo sexual en busca de menores de edad es el que campea, mientras que en Chiapas se ha pasado a la prohibición total de giros rojos, al comprobarse que son centros de reclutamiento de redes criminales.

Lo cierto es que son ejemplos todos de un país que ataca de forma fragmentada un fenómeno terriblemente unificado. “En el sistema federal mexicano, los gobiernos estatales solo investigan y atacan los casos locales y no los interestatales. Más aún, las autoridades locales no tienen jurisdicción sobre casos que involucran al crimen organizado (…) esto ha entorpecido la solución de casos”, advierte el Departamento de Estado de Estados Unidos en su reporte 2013 sobre trata de personas.

La red de corresponsales de MILENIO se dio a la tarea de documentar la realidad local de la trata de personas en México en algunos estados emblemáticos, entidades que reportan altas tasas criminales o en los que ha comenzado a atacarse el fenómeno de la trata de forma decidida..

GOLFO

La prostitución en Veracruz es un fenómeno que, de tan común, forma ya parte de la vida diaria de grandes ciudades y pequeñas poblaciones. Muchas veces bajo el control de padrotes, mujeres que ejercen el sexoservicio pueden encontrarse lo mismo en las zonas de mercados que en parques públicos y a la entrada de hoteles, incluso, a la salida de escuelas. Proliferan en áreas aledañas a zonas industriales y ocupan carreteras y casetas de peaje sin que las autoridades suelan acercarse para verificar si son víctimas de trata.

Aunque no existen zonas de tolerancia oficialmente constituidas como tal, lo cierto es que el ambiente es permisivo: se pueden encontrar servicios sexuales por teléfono o vía internet, disponibles a todas horas, a cualquier precio y, aún más problemático, a cualquier edad. Hay desde menores hasta personas cercanas a los 60 años.

La doctora Patricia Ponce, del Grupo Multisectorial VIH Sida en Veracruz, autora de diversos libros e investigadora del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social, analiza el tema de la prostitución en Veracruz. Lo categoriza como un empleo de alto riesgo ante la vulnerabilidad de quienes lo ejercen.

“Es el trabajo sexual el campo de la violación institucional por excelencia, donde más se manifiesta la violencia estructural que experimenta la persona, generado fundamentalmente por las condiciones de pobreza en que vive gran parte de la población nacional.”,

PACÍFICO

Acapulco tiene al menos medio centenar de puntos donde mujeres y hombres ejercen la prostitución de forma libre o coaccionada. A última cuenta, se habían contabilizado más de 300 giros rojos y existe un padrón de 6 mil personas que acuden mensualmente a realizarse exámenes para obtener la tarjeta de salud.

Cifras obtenidas por MILENIO revelan que se ejerce la prostitución en plazas públicas, las playas, casas de citas, centros comerciales, sitios de masaje, en la franja turística, en lugares como el Zócalo de Acapulco, las calles de Velázquez de León, la franja costera en La Condesa en plena zona Dorada de Acapulco, además de Las Cruces, Renacimiento, Emiliano Zapata, Coloso, Jardín en sus tres secciones, Caleta y la Sabana.

Mención aparte merece la ya casi desaparecida zona roja, ubicada en la colonia Miguel Alemán, donde la vida de los centros nocturnos abarcaba las 24 horas y sitios como La Huerta, 13 Negro, El Zarape, Tamicos, La Roca, bar Arcelia y otros eran los lugares visitados por turistas y porteños.

Hace cinco años, el gobierno del perredista Félix Salgado Macedonio, trató de revivir el lugar al realizar las primeras obras públicas en lo que hasta entonces era una zona pérdida: se introdujo drenaje, se pavimentaron las calles, se colocaron luminarias y fue inaugurado el centro nocturno Xxxóticas “Excelencia en el placer”.

Semanas después la Policía Federal cateó y cerró el lugar. El crimen organizado se había adueñado d él. Según la PGR, pertenecía a Edgar Valdéz Villareal La Barbie.

Más al sur, Oaxaca se acerca a aplicar un enfoque prohibicionista. La capital del estado analiza un plan para desalentar la prostitución callejera de forma total.

El alcalde Javier Villacaña Jiménez advirtió que ha comenzado un programa para desalentar la prostitución callejera y evitar que redes de tratantes se establezcan en la ciudad. Desde este año, se ha comenzado a retirar a sexoservidoras que no tengan “libreto” —permiso para trabajar— y se ha lanzado una campaña de cierre de sitios donde se ofrezca comercio sexual.

El titular de la procuraduría estatal, Héctor Carrillo, informó que en 2013 y 2014 se ha rescatado a 15 menores que eran prostituidas en bares, cantinas, casas de citas y table dance, además de que se han desarticulado siete bandas, cada una con 20 miembros. Algunos vinculados con redes criminales de Tlaxcala.

Carrillo demandó recursos y mecanismos para ofrecer refugios especializados a las víctimas, lamentando que en muchos casos no se sabe qué hacer con las mismas, lo que luego las orilla a retractarse y permitir la impunidad de los implicados.

El gobierno estatal estudia presentar al Congreso local una iniciativa de ley para determinar el cierre definitivo de tables dances, ya que son sitios donde se favorece la trata de personas.

EL CRUCE CALIENTE

Chiapas vive una doble realidad: por un lado es uno de los principales puertos de paso de personas explotadas sexualmente. Por el otro, ha lanzado una ofensiva inédita a escala nacional para atacar la industria del sexoservicio forzado.

La porosidad de la frontera de México con Guatemala ha permitido por décadas un ininterrumpido flujo de drogas, armas y mujeres utilizadas para fines de trata laboral y sexual, algo considerado casi cotidiano y normal. Pese a años de denuncias, no fue sino hasta 2013 que el gobierno de Chiapas decidió emprender una agresiva campaña de ataque a la trata. Hasta ahora, se ha logrado la clausura de 144 centros de prostitución, bares, cantinas y burdeles.

En este mismo periodo se logró el rescate de un poco más de 458 víctimas y la consignación de 308 personas, revela un documento de la Fiscalía Especializada en Delitos Cometidos contra Inmigrantes, donde destaca que en la entidad se logró sentencias condenatorias a 47 tratantes que purgarán condenas que van de nueve a treinta y nueve años de prisión.

De acuerdo con la procuraduría estatal, 337 de las víctimas rescatadas son mexicanas, 59 guatemaltecas, 47 hondureñas, ocho nicaragüenses y seis de República de El Salvador. La mayoría ingresaron en forma ilegal a México por caminos de extravío o cruzaron el río Suchiate con el fin de llegar a Estados Unidos

A principios de este mes, la Legislatura local aprobó reformas a la Constitución de Chiapas que facultan a los ayuntamientos a no otorgar permisos de cambio de uso de suelo para giros negros, como table dance, bares y cantinas.

HISTORIAS DE JUÁREZ

Quizá a escala nacional no haya ejemplo más claro de los peligros de la trata cuando se mezcla con el narcotráfico lo ocurrido en Ciudad Juárez, Chihuahua, el 11 de junio del 2013, cuando agentes de la Fiscalía estatal aseguraron a varios sujetos que prostituyeron y asesinaron a 13 jóvenes.

“De acuerdo con la Fiscalía de la Mujer, los detenidos integraban una banda que bajo engaños y amenazas reclutaba jovencitas para prostituirlas y usarlas como distribuidoras de droga”.

La célula era integrada por 11 sujetos y dos mujeres, que tras asesinar a sus víctimas, las arrojaron en las inmediaciones del arroyo El Navajo, donde fueron localizadas en enero de 2013.

En medio de la tolerancia hacia la prostitución y trata que han denunciado organismos en pro de la mujer, la Fiscalía ha realizado cateos en bares, salas de masaje y moteles de paso, como el que recientemente se dio en el Centro de la ciudad.

El pasado 5 de enero, agentes del Ministerio Público e investigadores de la Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres Víctimas del Delito por Razones de Género catearon cinco hoteles de paso para buscar a mujeres desaparecidas en Ciudad Juárez.