Sustituyen a mil 200 maestros en Chiapas

“Somos respetuosos del movimiento, pero eso no quiere decir que no hayamos actuado”, señala el secretario de Gobierno del estado.
Los docentes se manifestaron en el Zócalo de Tuxtla Gutiérrez.
Los docentes se manifestaron en el Zócalo de Tuxtla Gutiérrez. (Especial)

México

El gobierno de Chiapas sustituyó por nuevos egresados no sindicalizados a mil 200 maestros de la CNTE que no han impartido clases; además, a 28 mil les suspendió el pago de su quincena y a 12 mil más les aplicó descuentos de uno a tres días de salario, informó el secretario de gobierno, Eduardo Ramírez.

En entrevista, el funcionario dijo que la administración estatal respeta la libertad de manifestación de los maestros, pero advirtió que esto no significa que se dará marcha atrás a las sanciones para los paristas.

“El gobierno del estado es respetuoso del movimiento, pero eso no quiere decir que no hayamos actuado”, dijo.

Cuestionado sobre las críticas contra el gobierno estatal, al que se ha acusado de permisivo respecto a las manifestaciones magisteriales —como los plantones en el Zócalo, en instalaciones de Pemex, y la toma de casetas y oficinas administrativas—, Ramírez respondió que no se busca entrar “a una demostración de fuerza” contra el magisterio.

“Llegar a ese tipo de actitudes va a generarnos un estado de tensión. Ellos tratan obviamente de victimizarse y si la sociedad actúa, el día de mañana en los plantones van a decir que somos un gobierno represor, un gobierno que ha manchado de sangre su autoridad y si no lo hacen a escala federal, ¿Porqué nosotros nos vamos a adelantar?”, dijo.

“No seremos el primer gobierno de una entidad que empiece por aplicar la normatividad jurídica y el día de mañana tengamos a los organismos internacionales, tengamos a organismos de derechos humanos, porque si actúas eres un responsable y un represor y si no actúas, eres un gobierno timorato. Ni una ni otra: somos un gobierno responsable”, puntualizó.

Sobre las compras de pánico de combustible generadas por el plantón magisterial afuera del Centro de Distribución y Almacenamiento de Pemex, aseguró que el abasto de gasolina está garantizado de manera permanente, debido a que a Chiapas llegan pipas provenientes de Veracruz y Tabasco.

“El abasto de combustible está garantizado, yo les pido que no caigamos en pánico. Tomamos medidas responsables”, aseguró.

Reprochó que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación haya financiado parte de su movimiento con dinero recolectado durante la toma de casetas de peaje. “Es una actitud que no se aprueba”.

Marchan en Tuxtla

Más de 30 mil maestros se movilizaron ayer desde la Normal de Mactumactzá hasta el Zócalo de Tuxtla Gutiérrez para presionar el diálogo con la Secretaría de Gobernación, en el Distrito Federal, y para conmemorar el 2 de octubre.

La movilización, a la que se sumaron organizaciones de padres de familia y estudiantes, terminó con un mitin, enn el que la CNTE de Chiapas deslindó al maestro Ernesto de Jesús Rea Coello de haber agredido a un policía durante las protestas del magisterio el martes en la Ciudad de México.

“Dicen que golpeó a un policía, pero eso es sumamente falso: fueron policías infiltrados, fueron del Cisen los que golpearon al otro policía y hoy le echan la culpa a nuestro compañero y eso no lo vamos a permitir. Por eso tenemos la obligación de exigir que aparezca con vida”, dijo Pedro Gómez, integrante de la Dirección Política de la coordinadora en Chiapas.

En tanto, José Luis Barrios, informó que evalúan un plan de acción para exigir la libertad de su compañero, quien desde hace ocho años trabaja como profesor de telesecundarias.

Claves

Desesperación

Quince cuadras del centro de Tuxtla Gutiérrez, tomadas como campamento de maestros, así como el bloqueo a instalaciones de Pemex sumen en la desesperación a la clase empresarial chiapaneca.

De acuerdo con la Concanaco-Servitur, el corazón comercial y financiero del estado, que es el primer cuadro de la capital, se encuentra a punto de la parálisis.

Dijo que la basura generada por los docentes, así como la imposibilidad de movilización vehicular en la zona continúa desplomando las ventas y actividades hoteleras y turísticas.