Suspensión de derechos político-electorales solo cuando se haya estado en prisión

El pleno del TEPJF estableció los criterios a través de los cuales se estima procedente la suspensión de los derechos político-electorales de los ciudadanos.

Ciudad de México

El pleno del TEPJF estableció los criterios a través de los cuales se estima procedente la suspensión de los derechos político-electorales de los ciudadanos.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó que todos los ciudadanos pueden votar y ser votados a cargos de elección popular siempre y cuando no estén privados de su libertad a consecuencia de un proceso criminal por un delito que merezca pena corporal.

Al emitir la jurisprudencia 39/2013, el Pleno estableció los criterios a través de los cuales se estima procedente la suspensión de los derechos político-electorales de los ciudadanos, además de que se precisó en qué circunstancias no opera tal restricción.

“Se agrega que aun cuando el ciudadano haya sido sujeto a proceso penal, “al habérsele otorgado la libertad caucional y materialmente no se le hubiere puesto en prisión o recluido, no hay razones válidas para justificar la suspensión de sus derechos político-electorales”, determinó por votación unánime.

Además, en el texto se indica que la suspensión de los derechos o prerrogativas del ciudadano, por estar sujeto a un proceso criminal derivado de la comisión de un delito que merezca pena corporal, contado desde la fecha del auto de formal prisión “no es absoluta ni categórica”.