Dan bienvenida a nuevos ministros de la Suprema Corte

El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Luis María Aguilar, presentó a Norma Piña y Javier Laynez como nuevos ministros, quienes trabajarán en la Primera y Segunda Sala.

Ciudad de México

El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Luis María Aguilar Morales, dio la bienvenida a los nuevos ministros Norma Lucía Piña Hernández y Javier Laynez Potisek, quienes recibieron la toga, birrete y sus credenciales que los acredita como nuevos ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Con la llegada de Piña Hernández y de Laynez Potisek al máximo tribunal de justicia del país se cubrieron las vacantes que dejaron los ministros Olga Sánchez Cordero y Juan Silva Meza, quienes el 30 de noviembre de 2015 pasaron al retiro. Piña quedó adscrita a la Primera Sala, mientras que Laynez a la Segunda.

La ministra Margarita Luna Ramos dirigió unas palabras de bienvenida a los nuevos ministros, a quienes recordó que un país con instituciones sólidas es la única manera de dar certidumbre a los gobernados.

Luna Ramos comentó que México atraviesa por una nueva etapa en materia de justicia porque su sistema evoluciona y el aterrizaje de las reformas constitucionales requiere grandes esfuerzos.

Al tomar la palabra, Norma Lucía Piña dijo que asume con responsabilidad el cargo de ministra para salvaguardar los derechos humanos y mantener el equilibrio entre los órganos del Estado para garantizar un sistema democrático.

"Estoy convencida que la capacidad no es una cuestión de género, sin embargo, también estoy convencida de que en una democracia las mujeres debemos participar en la construcción del país que queremos, elegir nuestro destino, actuar y pensar no sólo, o no únicamente, en función del bienestar familiar, sino en nosotras mismas, es decir, no asumirnos como medio, sino como fin", expresó.

Recordó que desde hace 27 años labora en el Poder Judicial de la Federación, lo que le ha permitido ser independiente e imparcial, apartándose de estereotipos o etiquetas, para concentrarse en la impartición de justicia.

Por su parte, Javier Laynez destacó el enorme interés público que generó la elección de los nuevos ministros de la Corte y que dividió opiniones entre los distintos actores políticos.

Laynez aseguró que México vive una auténtica "revolución en el orden jurídico" derivado de cuatro aspectos fundamentales como lo es la acción de inconstitucionalidad que “abandonó gradualmente su exclusivo objetivo de ser un mecanismo de control de la ley por parte de la minoría parlamentaria contra la decisión de la mayoría”.

También destacó  que las controversias constitucionales “se han agregado, además de los poderes federales, estatales y municipales, alrededor de diez autonomías constitucionales recientemente creadas”,  la creación de 12 leyes marco o concurrentes y “las reformas en materias de derechos humanos y de amparo de 2011” que modificaron el paradigma de actuación y control de los órganos del Estado.