Sube de tono transición: se ponen 'broncos'

El equipo de Jaime Rodríguez Calderón llevó a la mesa cuestiones incómodas sobre la percepción de los ciudadanos del desempeño de la Defensoría de Oficio.

Monterrey

Los trabajos de la transición informativa entre el equipo del gobernador electo, Jaime Rodríguez Calderón; y el de Rodrigo Medina, se pusieron "broncos" al calificar el primero de "indolentes" los resultados de la Defensoría de Oficio, pero el funcionario de la actual administración no se quedó callado y salió "respondón".

Durante la reunión realizada en el Salón Rojo del Palacio de Gobierno  n donde se “estrenó” el esquema de preguntas que formularon los ciudadanos directamente a través del sistema Periscope Manuel González, del equipo de "El Bronco", enteró a David Peña González, director del Instituto de la Defensoría Pública, de las quejas de la ciudadanía sobre su trabajo.

Posteriormente González hizo una calificación del trabajo que realizan dentro del instituto.

"Hay que medir la eficiencia y con las cifras que usted nos da, con todo respeto, no podemos saber la eficiencia de la dirección, le pido por favor que en la siguiente reunión, qué respuesta es la que da la Defensoría de Oficio a la ciudadanía, no a cuánta gente atienden”, dijo.

“Hay muchas quejas… muchos ciudadanos que se quejan en las redes (sociales) que sus expedientes están abandonados y por eso quiero saber cuántos expedientes penales y qué es lo que se ha hecho, cuánto tiempo tienen en proceso (de resolución), todos… la gente se molesta por el tiempo que llevan (su caso); la libertad de una persona es muy valiosa (…) hay muchas quejas, la palabra es indolencia, se las muestro", dijo González.

"Con todo respeto, no puedo aceptar eso", respondió molesto el funcionario medinista.

"Bueno, la gente lo está diciendo, no yo”, señaló González.

“Yo siempre he tenido las puertas abiertas, en todas las dependencias existen quejas dirigidas a la dirección general”, volvió a responder el funcionario Peña.

“Lo sé, le digo lo que la gente dice, no lo que yo digo, por eso pregunté, si usted dice que no, la gente lo está escuchando", expresó González.

"Por eso le estoy diciendo a la gente, que si tiene alguna queja vayan a la dirección general: Matamoros 311 oriente, Centro, sexto piso, estoy a sus órdenes”, complementó el funcionario estatal.

Otro de los miembros del mismo equipo formuló otro cuestionamiento, lo que desencadenó la molestia de Peña y después del propio González.

"¿Cómo se mide el desempeño de sus defensores públicos? porque nos llegan quejas de que no los atendieron, que les dieron largas, según las preguntas que nos hacen y lo que nos llegó también a Renace, por ejemplo", preguntó.

De esta manera y tras una pausa, el director de la Defensoría respondió de nuevo molesto: "Me cuesta mucho trabajo creerle la parte final, nosotros tenemos sistema de evaluación de salida, cuando se termina determinado funcionamiento, encuestamos a los usuarios para ver qué opinan del servicio que brindó la Defensoría Pública; yo sí puedo mostrarle a usted por escrito un montonal de cartas que he recibido de cartas de agradecimiento de usuarios por el servicio que ha brindado la Defensoría del Estado...

“(…) Cuando usted me dice que hay gente que se queja porque no les damos el servicio, yo quisiera (saber)… remítamelos; dígale al licenciado Rodríguez Calderón que me los remita, se lo suplico, porque no se puede negar simplemente el servicio  porque sí, debe haber una causal que está prevista en el reglamento del instituto".

González intervino: "A ver, licenciado, éste no es un debate, le estamos pasando la opinión de la ciudadanía”.

"Bueno, yo le estoy contestando”, le respondió Peña.

“Le paso las mil 600 opiniones y ninguna favorable en 45 minutos; no es el ingeniero Jaime, ni soy yo, ni las gentes que están sentadas aquí, es la ciudadanía que le pagan a usted su salario, y que nos lo va a pagar a nosotros, tenemos que llevar información correcta para tomar decisiones correctas, si la ciudadanía que nos paga está diciendo eso, usted conteste a la ciudadanía, que es la que le paga, es su patrón, esto cambió", finalizó González.

Estuvieron además Felipe González Alaniz, secretario general de Gobierno; Filiberto Ceseñas, subsecretario de Gobierno; y Jesús Cardona, director de Administración, además del comandante Jorge Camacho, director de Protección Civil estatal.

Por parte, del equipo del equipo de transición participaron Rogelio Benavides Pintos, Gabriel Deschamps, Homero Cantú Ochoa (actual presidente del Colegio de Notarios Públicos) y Adalberto Núñez.

Durante la reunión, Camacho reveló que no se realizan revisiones al 100 por ciento de los inmuebles como casinos, antros, discos, restaurantes, centros de entretenimiento o ferreterías, sino que se hace  a través de la concesión de consultores externos, pues sólo tienen cuatro verificadores.

“No se revisan el 100 por ciento de los inmuebles, vimos que es  muy limitado el personal que tienen, por eso cuando nos explicaba el comandante, pues son muy eficientes ustedes, pero no lo es, creo que eso tiene que ser sometido a una revisión exhaustiva a una análisis profesional, creo que debe estar permanentemente vigilado y así de esta manera debe haber una regulación que se tiene que cumplir, pero debemos de platicarlo con ellos y los señores legisladores, sí debe regularse”, afirmó.