Solo 10% de la población resultará afectada: PRI

El coordinador del tricolor en la Cámara alta, Emilio Gamboa, subrayó que este año será "parteaguas hacia el desarrollo y el combate a la desigualdad".
José Yunes, presidente de la Comisión de Hacienda.
José Yunes, presidente de la Comisión de Hacienda. (Octavio Hoyos)

México

El PRI en el Senado defendió la reforma fiscal y hacendaria que conlleva una cascada de nuevos impuestos, inclusive a alimentos, el presidente de la Comisión de Hacienda, José Yunes, aseguró que se cuidó a las clases de menos ingresos y solo afectará a 10% de la población con mayores recursos.

En el mismo sentido, el coordinador Emilio Gamboa subrayó que la reforma hacendaria, como otras votadas en el pasado periodo ordinario, es resultado del acuerdo entre mayorías y manifestó que ahora se requiere del esfuerzo de todos, para que las transformaciones cristalicen en mayores oportunidades y mejores condiciones de vida de las familias mexicanas.

En un comunicado, Gamboa Patrón manifestó: "Quienes integramos el Grupo Parlamentario del PRI en el Senado, expresamos nuestros mejores deseos y firme convicción para hacer de este 2014 el parteaguas hacia el desarrollo y el combate a la desigualdad que demandan los mexicanos".

Ayer los mexicanos amanecieron con nuevos impuestos en alimentos como el pan dulce, pastas, refrescos, chocolates, entre otros, además del gasolinazo mensual e incrementos al precio del gas y otros servicios votados en la reforma hacendaria.

Al respecto, el senador Yunes negó que haya motivos para que los mexicanos no puedan festejar el inicio de año.

"A mí me parece que lo relevante de la reforma es que no toca al 90% de los mexicanos, es una reforma que sí trae implícito un intento de redistribución en beneficio de los que menos tienen".

Presumió que, por primera vez en mucho tiempo, no se toca a las grandes mayorías y lo que se busca es una redistribución en la que quien más posibilidades tiene de ingreso aportará más al fisco para que éste, a través del gasto, pueda generar condiciones de mejoría a los sectores con mayor vulnerabilidad.

"Si ustedes se dan cuenta, salvo en algunos casos que tienen más connotación de salud pública, el tema tributario no toca a las grandes mayorías del país", refrió el presidente de la Comisión de Hacienda.

Al agregar que él no tiene duda de que el conjunto de reformas propuestas por el presidente Enrique Peña Nieto están integradas y se van a complementar para generar nuevos empleos.

"Lo relevante de esta reforma hacendaria es que este crecimiento y generación de riqueza se pueda distribuir mejor", insistió Yunes.

Respecto a la complementariedad que tendrá con la reforma energética, indicó que ésta tiene un fuerte componente fiscal, pues precisamente el régimen fiscal de Pemex pasa por este esfuerzo, pero tuvo el consenso al interior del PRI, porque parte de dos supuestos fundamentales: que lo hidrocarburos, como petróleo y gas, son propiedad de nación y esta reforma no modifica ni ese dominio ni su condición, y que Pemex seguirá siendo una empresa pública que no se privatiza.

Respecto a la demanda del PRD de someterla a consulta, se le cuestionó si haber sacado de la reforma hacendaria todo el Título 5º para llevarlo a la discusión energética lo coloca como un tema que no es fiscal, el presidente de la Comisión de Hacienda apuntó:

"A mí me parece que una parte de los avances de reingeniería del sistema democrático es generar condiciones de mayor espacio a la participación ciudadana y en ese sentido no tengo mayor problema, salvo los temas que expresamente se prohíben en la Constitución, que son los que tienen que ver con derechos humanos, con el artículo 40, con el tema fiscal, presupuestal, deben estar abiertos a consulta y, en ese sentido, yo no tengo ningún inconveniente".

En tanto, Gamboa Patrón subrayó que el año recién concluido los senadores, a través de la negociación política y la construcción de mayorías democráticas, fueron capaces de sacar adelante los acuerdos para dotar a nuestro país de importantes reformas como la hacendaria.

Antecedentes

El martes, el ex secretario de Hacienda y senador, Ernesto Cordero, dijo que la reforma fiscal es un "grave error de política económica", porque conlleva un caudal de nuevos impuestos que afectará no solo el consumo de los mexicanos, sino la generación de empleos y la entrada de inversiones.

"Pues ahora sí que se los advertimos. Nosotros en el PAN tenemos la conciencia muy tranquila, que la gente se lo reclame a PRI y PRD, porque ahora resulta que los perredistas son blancas palomas, pero ellos aprobaron el aumento a los impuestos, entonces yo creo que las familias mexicanas se lo van a reclamar tan pronto como empiece la cuesta de enero".