La Sociedad Bíblica de México inicia auditoría de los últimos 5 años

Respalda gestión de Julio Splinker; MILENIO tiene pruebas de adeudo de más de $300 mil.
Denuncias ante la PGJDF.
Denuncias ante la PGJDF. (Especial)

México

La Sociedad Bíblica de México, a través de una carta dirigida a las iglesias evangélicas, informó que tras nota publicada en MILENIO, en la que dio a conocer que integrantes del Comité Ejecutivo han sido acusados por "administración fraudulenta", inició una auditoría de los últimos cinco años, que abarca la gestión de tres directores, uno de ellos el interino Julio Splinker; también dio a conocer que ya reciben los currículos para elegir quién presidirá la organización.

En entrevista, los integrantes de la junta directiva de dicha sociedad negaron tener documentos oficiales de los gastos de Splinker, los cuales ascendieron a más de 300 mil pesos en tres meses, y aseguraron que tampoco hay informes que señalen que su yerno, Daniel Estrada, tenga una deuda con la sociedad, o un informe de la Comisión de Finanzas que detalle los gastos del director interino; sin embargo, MILENIO tiene una copia.

En una carta enviada a este diario aclaran que la remodelación del departamento que habita Splinker no costo 315 mil pesos, porque es un cuarto de 3x2. Esa cantidad se corrigió y explican que son los gastos totales que hizo durante los tres meses de su gestión, entre la remodelación del departamento de dos habitaciones, una baño y una terraza; la compra de toallas, sábanas y almohadas, así como de alimentación y transporte; sin embargo, insisten en no tener documentos que comprueben esos gastos, pese a que la Comisión de Finanzas les entregó un informe detallado.

Respecto a la deuda que tiene Daniel Estrada, expresaron que no hay tal; no obstante, días antes el obispo Andrés Hernández, presidente de la junta de directores, afirmó tener conocimiento de ésta. En tanto, Jaime López mencionó que no hay un documento que compruebe esa deuda, pero MILENIO tiene en su poder un informe de 2013 en el que Estrada reconoce un débito por 188 mil 371 pesos.

Los obispos Hernández y López manifestaron que a Estrada lo engañaron, porque se le solicitó un espacio para guardar y distribuir biblias en Oaxaca y posteriormente se lo quitaron sin documento alguno. De eso, indicaron, Splinker "no sabía nada", pese a que la bodega rentada por la Sociedad Bíblica de México estaba en su templo, del cual se le pagó un porcentaje de luz y agua (12 mil pesos); sin embargo, negaron que se hubieran realizado pagos, pero MILENIO tiene los documentos que confirman los desembolsos.

Otro punto que mencionan en la carta es la salida de Ana Lilia Bañuelos como representante legal, quien presentó la denuncia en 2011; ella obtuvo, a través del archivo de notarías, una copia de este poder que no se le había revocado hasta los primeros días del mes de abril.

Los entrevistados aseguraron que con Bañuelos había un conflicto de intereses, porque la sociedad adquirió de su papá un terreno por 4 millones de pesos y aún no se ha logrado escriturar por las irregularidades en que se encuentra; sin embargo, funciona como una distribuidora de la organización.

En la carta enviada a las iglesias consideran que "es inhumano el trato dado a Splinker, quien vive en un cuarto no más grande de ocho metros cuadrados, en el mismo edificio de la sociedad y donde no tiene mayores comodidades.