Economía no mejorará sin desindexación de salario: PRD

Miguel Alonso Raya afirmó que es necesaria la aprobación del Senado a esta medida o de lo contrario, no mejorarán los sueldos de los trabajadores mexicanos.
Miguel Alonso Raya pidió que se aplique todo el peso de la ley a los responsables de la aplicación y distribución de las vacunas de Haptitis B en Chiapas.
Sin desindexación del salario, peores expectativas para trabajadores: Alonso Raya (Cuartoscuro)

Ciudad de México

El coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Miguel Alonso Raya, advirtió que mientras el Senado de la República no apruebe la desindexación del salario mínimo, los trabajadores mexicanos y sus familias sufrirán una cada vez más precaria situación económica.

Subrayó que el poder adquisitivo en México cayó 75 por ciento entre 1980 y 2014, en tanto el precio de la canasta alimenticia recomendada por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social es de 200 pesos, lo que equivale a tres días de salario mínimo.

"No aprobar la desindexación del salario mínimo, cuya minuta se encuentra en el Senado de la República, implicaría seguir obstruyendo una política salarial que permita mejorar la precaria situación económica de los trabajadores y se perdería la gran posibilidad de impulsar el bienestar de los mexicanos", insistió.

El proyecto de reformas constitucionales para desvincular al salario mínimo como referente de multas, penalidades y hasta créditos fue aprobado por la Cámara de Diputados en el pasado periodo de sesiones, pero los senadores decidieron "congelar" la minuta.

Alonso Raya cuestionó esa determinación. "Seamos responsables y demos el primer gran paso para promover la aprobación de la minuta que reforma diversas disposiciones de la Constitución en materia de desindexación del salario mínimo".

Remarcó que aun cuando la productividad y la competitividad de la economía nacional se han situado como ejes de la política económica en México, desde los años 80 hasta la fecha el incremento de los salarios reales se ha dejado de lado.

"Se sigue asumiendo que anclando o congelando los salarios se incentivaría la inversión, la productividad, las ganancias y la eficiencia de los mercados. Hoy, después de 30 años de reformas estructurales se puede ver claramente que esta política salarial fue y sigue siendo una gran equivocación", puntualizó.

Detalló que en los últimos 30 años, desde que iniciaron las reformas estructurales, México congeló los salarios reales, por lo que actualmente son los más bajos de América Latina y del mundo.