Pide Aureoles a la PGR indagar reunión de Reyna con ‘La Tuta’

El coordinador de los diputados del PRD dijo que la dependencia debe realizar las investigaciones necesarias para saber si es necesario proceder en contra del ex gobernador interino de Michoacán.
Silvano Aureoles, líder de la bancada del PRD en San Lázaro.
Silvano Aureoles, líder de la bancada del PRD en San Lázaro. (Especial)

Ciudad de México

El presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles, emplazó a la Procuraduría General de la República (PGR) a esclarecer la probable participación del ex gobernador interino de Michoacán, Jesús Reyna, en una reunión con el líder templario Servando Gómez 'La Tuta', para en su caso, proceder en su contra.

El empresario transportista y ex diputado priista José Trinidad Martínez Pasalagua -quien también estuvo en el encuentro con "La Tuta"- declaró este jueves al periodista Ciro Gómez Leyva que, efectivamente, es Reyna quien aparece en el vídeo de la citada conversación que se difundió al comienzo de la semana.

Consultado al respecto, el michoacano Silvano Aureoles atajó "El asunto está en manos de la PGR y será la autoridad la que determine, porque yo no quiero meterme en la polémica de si es un personaje o no el que está en un video o en una foto, sino que la autoridad se encargue de hacer la investigación y definir quién es; y a partir de ahí, tendrán que proceder".

El también coordinador de los diputados federales del PRD respaldó el cese de 97 policías estatales de Michoacán por reprobar los exámenes de control de confianza, pero demandó respeto a los derechos laborales de esas personas y profesionalizar las corporaciones de seguridad.

"Que se respeten sus derechos, pero hay que depurar los cuerpos policiacos, hay que profesionalizarlos: Michoacán necesita una universidad de formación de los futuros y futuras responsables de la seguridad; hay que profesionalizarlos, hay que pagarles bien, hay que darles seguro de vida, yo creo que es un proceso bueno", indicó.

Reconoció que aún existen policías que no cumplen, pero no solamente el control de la confianza, "sino que ya es una cuestión hasta de humanismo: físicamente no están aptos para cumplir esa función, sobre todo en los ámbitos municipales".