Piden perredistas frenar marchas violentas en Guerrero

Silvano Aureoles, presidente del Senado, y Miguel Alonso Raya, coordinador del PRD, dijeron que el gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega, “no puede seguir con los brazos cruzados”.
El guanajuatense Agustín Miguel Alonso Raya será el nuevo coordinador general de la bancada de los diputados del PRD en sustitución de Silvano Aureoles
(Cortesía )

Ciudad de México

El presidente de la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles, y el coordinador del PRD, Miguel Alonso Raya, demandaron al gobernador guerrerense Rogelio Ortega aplicar la ley y contener las manifestaciones violentas, pues a su juicio “no puede seguir con los brazos cruzados”.

Los legisladores perredistas subrayaron que no se trata de reprimir, sino de evitar actos de violencia, como los registrados en los días previos en las ciudades de Acapulco y Chilpancingo con motivo de las protestas por la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa.

“La autoridad no puede quedarse impávida, pasmada, sino tiene que aplicarse la ley cuando alguien la violenta, porque si no, se descompone más la situación”, puntualizó Aureoles.

Alonso Raya llamó igualmente al mandatario del estado de Guerrero a asumir sus responsabilidades y hacer frente a las manifestaciones violentas, sin que ello signifique reprimir o atropellar derechos ciudadanos.

“(El gobernador) tiene que tomar medidas con su secretario de Seguridad para efectos de establecer protocolos; yo no plantearía que reprimiera, pero tiene que tomar medidas para buscar la manera de dialogar y buscar salidas, y para aislar a los violentos sobre la base de contener ese tipo de acciones: no puede seguir con los brazos cruzados, no es lo correcto”, advirtió.

El líder parlamentario del PRD denunció, incluso, una estrategia de quienes encabezan las movilizaciones para generar inestabilidad, confrontar al gobierno, provocarlo y buscar la manera enfrentar a la policía para tener una justificación.

Insistió por ello en condenar cualquier acto de violencia, como los protagonizados por el magisterio y estudiantes normalistas en el estado de Guerrero: “es totalmente reprobable que se sigan haciendo acciones de esa naturaleza; ¿a quién le sirve quemar el Congreso y la Contraloría de la Secretaría de Educación?”.