Servidores sancionados no serán contratados hasta que paguen

La Cámara de Diputados aprobó reformas para evitar que quienes dañen el erario público sigan en funciones y evitar que el resarcimiento del daño extinga otras sanciones.
Fue en 1997, en las elecciones intermedias, cuando por primera vez en su historia el PRI perdió la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados.
Cámara de Diputados. (Especial)

Ciudad de México

La Cámara de Diputados aprobó con 414 votos reformas para que las sanciones resarcitorias fincadas a servidores que dañen el erario público no excluyan otras de carácter administrativo, penal o político y evitar que sean contratados en tanto no hayan solventado totalmente el monto a reparar.

El objeto de la reforma consiste en evitar que quienes dañen el erario público sigan en funciones como si nada pasara y evitar que el resarcimiento del daño extinga el resto de las responsabilidades que deben enfrentar.

Las reformas que modifican diversas disposiciones de las leyes de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación; Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos y la de Obras Públicas, se enviaron al Senado de la República para su ratificación.

La responsabilidad resarcitoria puede entenderse como “la obligación a cargo de los servidores públicos y los particulares de reparar a la hacienda pública los daños y perjuicios ocasionados, cuantificables monetariamente, como consecuencia de una conducta u omisión que incumpla los ordenamientos jurídicos vigentes”.

No obstante, por la manera en que está planteado en la legislación actual, el procedimiento resarcitorio se entiende como si constituyera en sí mismo una sanción, sin que se exijan las demás responsabilidades.

“Por ello, no es ajeno que existan funcionarios públicos en ejercicio de sus funciones con sentencia firme en materia resarcitoria, que no han solventado sus obligaciones, y sin embargo, siguen detentando la función pública”, señaló la diputada Areli Madrid, presidenta de la Comisión de Transparencia y Anticorrupción.

A raíz de esto, se establece en la legislación que las responsabilidades resarcitorias serán complementarias y no excluirán la exigencia de otras responsabilidades que procedan con base en otras leyes y de las sanciones de carácter penal que imponga la autoridad judicial.

Asimismo, que en ningún caso los servidores públicos, particulares, personas físicas o morales, públicas o privadas, sancionados por resolución definitiva firme, a través del procedimiento resarcitorio, podrán ser contratadas, ni prestar servicio o encargo alguno a la federación.

Además, se faculta a la Secretaría de la Función Pública para inhabilitar temporalmente para participar en los procedimientos de contratación a los licitantes o proveedores que omitan el pago de las sanciones resarcitorias firmes impuestas por la Auditoría Superior de la Federación.