Reconocen senadores omisión en caso Iguala

Los padres no admiten dictamen de Innsbruck, advierte Barbosa.
Ayer se ofició una misa en el Centro Cultural Universitario.
Ayer se ofició una misa en el Centro Cultural Universitario. (Mónica González)

México

Un día después de la visita de 38 padres de los 42 normalistas desaparecidos al Senado, el pleno dio lectura al documento entregado por los mismos y lo turnó a la Junta de Coordinación Política, al reconocer que la cámara alta fue omisa, como acusaron los familiares recibidos.

A petición del coordinador priista, Emilio Gamboa, se guardó un minuto de silencio para Alexander Mora Venancio, con la advertencia del presidente de la Mesa Directiva, Miguel Barbosa, que los padres no reconocen el dictamen de la Universidad de Innsbruck de Austria.

Sin debate, el pliego petitorio de cinco puntos, entre los que destaca la solicitud de desaparición de poderes y la suspensión de las elecciones en Guerrero, se le dio lectura íntegro y turnado a la junta, con la promesa de que al ser un tema urgente se emitirá un punto de acuerdo antes de que termine el periodo ordinario.

Barbosa recordó que la reunión fue ríspida y reconoció que algunas de las acusaciones en su contra son reales.

"El señalamiento más fuerte es que el Senado ha tenido un comportamiento omiso y también parte del Estado, tienen razón. Aceptamos la crítica, porque somos servidores públicos, y tenemos que darle respuesta, el trámite de la Mesa Directiva es enviarlo a la Junta de Coordinación Política, pero no para su olvido, sino para dar respuesta y atención antes de que vayamos al receso, así es como decirles que el Senado no ha sido parte de las opiniones de solidaridad y muestras de inconformidad ante estos hechos.

"Somos servidores públicos, hay que aceptar la crítica de la gente y hay que entender que el dolor en cada uno de los padres que hoy no encuentran a sus hijos", expresó el perredista.

El presidente del Senado pidió la atención de todos los senadores que se encontraban distraídos, pues dijo que no hay otro tema más importante en el país que buscar justicia para los desaparecidos.

Minutos después, llegó Gamboa e indicó que interrumpió una junta para atender este tema en el pleno, y pidió un minuto de silencio para Alexander Mora.

Acuden a San Lázaro

Familiares de los jóvenes normalistas desparecidos acudieron ayer a la Cámara de Diputados, donde permanecieron alrededor de una hora en las oficinas del grupo parlamentario del PT, pero sin dialogar con algún legislador.

Después de su visita al Senado, donde cara a cara acusaron a los legisladores de "insensibles" y "corruptos", al tiempo de responsabilizarlos por la desaparición de los estudiantes, el grupo guardó estricto silencio en la Cámara de Diputados.

El acceso de 14 familiares de normalistas al recinto fue autorizado por el coordinador petista Ricardo Cantú, pero ni él ni otros legisladores los atendieron.

Interrogados al respecto, afirmaron que no estaban interesados en conversar con el diputado presidente Silvano Aureoles ni con otros representantes, y después de una hora salieron hacia la calle de Emiliano Zapata para dirigirse a un transporte que los esperaba en avenida Congreso de la Unión.

Con información de Angélica Mercado, Nadia Venegas, Fernando Damián y Daniel Venegas