Semadet promete extirpar a los talleres corruptos

Señalan fuertes anomalías en acreditación para verificar autos heredadas de la anterior Administración, pero 286 talleres ya quedaron fuera en definitiva.
La mitad de los demandantes son talleres acreditados que temen se les apliquen regulaciones y pierdan sus permisos.
La mitad de los demandantes son talleres acreditados que temen se les apliquen regulaciones y pierdan sus permisos. (Milenio)

Guadalajara

La Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) “apretará tuercas” para garantizar que la corrupción imperante en la verificación de automóviles, cuestionada herencia de la anterior Administración, sea extirpada del sector, pues las irregularidades de procedimientos y los fraudes continúan en algunos casos, advirtió ayer la titular de la dependencia, Magdalena Ruiz Mejía.

Los saldos de esa lucha ya empiezan a salir: no sólo amenazas y denuncias de algunos dueños de talleres en los foros públicos, sino alrededor de 70 juicios de amparo entablados ante los juzgados de distrito, ninguno de los cuales se ha resuelto. El director jurídico de la dependencia, Omar Alejandro Córdova Soltero, subraya que hay fundamento sólido para no haber otorgado permisos a 286 talleres que tuvieron dos plazos que suman 17 meses para regularizarse. Por otro lado, la mitad de los demandantes son talleres acreditados que temen se les apliquen regulaciones de forma retroactiva que deriven en la pérdida de sus permisos.

“Hemos trabajado fuertemente para que esta decisión estuviera muy bien fundamentada, y de entrada estos 286 talleres ya quedaron fuera, y para el resto viene un periodo de ajuste, tanto los 350 que quedan como 150 más en proceso de acreditación, queremos que entren a cumplimiento total como marca la norma, vamos a tener un ajuste muy fuerte, con Proepa [Procuraduría Estatal del Ambiente] y fiscalía a la mano, para que estos casi 500 talleres que queden entren en cintura, y no podemos soltar este tema porque es un asunto de salud pública, una verificación universal incide de forma favorable en la calidad del aire”, advirtió Ruiz Mejía.

De forma paralela, anunció que se está en proceso de terminación de las bases de licitación para trabajar en un plan maestro “que nos va a decir cuáles son los lineamientos para realizar una verificación confiable y controlada; esas bases van a salir en quince días y van concursar institutos y expertos que tengan probada experiencia en la materia, porque se trata de reconfigurar totalmente este sistema”, añadió.

Guillermo Gómez Pedrozo e Iván Espejo Preciado, director general de Protección Ambiental y del Programa de Verificación, respectivamente, aclararon que el gobierno anterior acreditó talleres que no cumplían con requisitos mínimos, y de este modo, les dejó un problema porque no se les puede retirar el permiso. No obstante, un procedimiento estricto de vigilancia interinstitucional y reglas más acordes a la realidad permitirá depurar a todos los malos elementos que permanecen.

“La anterior secretaría dio acreditaciones para talleres que nunca cumplieron nada, cosas como la superficie mínima u otro tipo de lineamientos, o también se otorgaron concesiones a equipos de proveedores que no eran los mejores, que no cumplían con las características (ver MILENIO JALISCO, 25 de febrero de 2014); pero aún así se les otorgaron y con eso se les otorgó un derecho”, explicaron.

- ¿Ellos tienen permisos con cinco años de vigencia a partir de que se le dio?

- Sí, las últimas autorizaciones de la Administración pasada se dieron a finales de febrero de 2013, así que ya tienen un año cumplido, pero además, de los 150 que están en trámite ahorita, tenemos otro lote de 30 que son talleres totalmente nuevos, que solicitaron su acreditación en tiempo, cuando existía la convocatoria, y no los hemos dictaminado; en los últimos dos o tres meses hemos emitido un par de autorizaciones, pero ya bajo lineamientos transparentes y que garanticen el control.

El sustento

286 talleres quedaron fuera del programa por la emisión de tres decretos del gobernador del estado, publicados en el periódico oficial El estado de Jalisco: “Los tres acuerdos que emitió son totalmente constitucionales y legales”, y consisten en publicar nuevo reglamento, en abrir plazo para regularizarse y en cerrar el plazo. Quien no cumplió queda fuera.

Cuando se elaboró por Semadet el diagnóstico del servicio de verificación, en 2013, se encontraron las siguientes irregularidades: “Utilizan simulador de revoluciones y hay sospecha que no realizan la verificación conforme a la norma oficial el reglamento”, no utilización del analizador de gases y uso de “carro-madrina” para simular las verificaciones vehiculares.

Lo cierto es que el cumplimiento del programa habla de fracaso: apenas 30 por ciento de los autos cumplen.