Segob: en Cocula, decisión colegiada, no solo de Torero

Entre las nuevas líneas de investigación planteadas se encuentran la del quinto autobús y la evaluación de los teléfonos de normalistas e inculpados.
Dieron una conferencia de prensa para explicar la segunda etapa de su trabajo en México.
Dieron una conferencia de prensa para explicar la segunda etapa de su trabajo en México. (Jesús Quintanar)

México

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) concluyó que no considera necesario un nuevo estudio en el basurero de Cocula para evaluar la dinámica del fuego, pues dicho análisis ya fue realizado por José Torero, pero ya que un cuerpo colegiado participará, éste deberá atender las observaciones del colectivo de la CIDH.

Al respecto, el subsecretario de Derechos Humanos de Gobernación, Roberto Campa, afirmó que a pesar de ello, un nuevo análisis en el basurero de Cocula "es un asunto suficientemente importante como para tener una opinión colegiada porque hay opiniones distintas. Una es la opinión del señor Torero y otras las opiniones de expertos y especialistas que han manifestado que a su juicio sí pudieron haber sido quemados los cuerpos ahí".

Campa recordó que "lo que el propio estudio de Torero dice es que conviene hacer este estudio colegiado y eso es lo que el gobierno anunció que haría desde el primer momento".

Además, destacó que el GIEI ha mostrado disposición de participar en el nuevo estudio de dinámica de fuego en el basurero de Cocula, a pesar de que consideran que no es necesario y que no será un nuevo peritaje, pero sí un nuevo análisis en el sitio donde según declaraciones de implicados, fueron quemados los cuerpos de los jóvenes.

El GIEI sugirió a la PGR que si ha decidido realizar el nuevo estudio en Cocula, debe tomar en cuenta sus propuestas sobre los objetivos del peritaje, los criterios sobre el tiempo, el trabajo de campo y la realización de su informe. Consideraron que los expertos seleccionados para el nuevo estudio en el sitio, donde de acuerdo con las autoridades fueron quemados los cuerpos de los 43 normalistas de Ayotzinapa, deben tener experiencia en investigaciones complejas sobre dinámica de fuego, grandes explosiones o casos de alto impacto.

Además, el GIEI recordó que el Equipo Argentino de Antropología Forense está realizando un peritaje sobre el fuego en el basurero de Cocula, "mismo que deberá ser tenido en cuenta como parte de las evidencias científicas".

Los expertos insistieron en que el análisis de dinámica de fuego elaborado por Torero "muestra la imposibilidad de dicha acción (quema de los 43 cuerpos) en los tiempos y circunstancias señaladas en las declaraciones de varios inculpados".

Al anunciar el inicio de la segunda etapa de su labor en México, los integrantes del GIEI también revelaron que 12 militares ya declararon ante la Procuraduría General de la República (PGR) respecto de lo ocurrido en Iguala con los 43 normalistas e informó que revisará esos dichos y valorará si aún se requieren más interrogatorios.

Francisco Cox, vocero del GIEI, expresó que ahora que cuentan con las declaraciones de los militares del Batallón 27 con sede en Iguala, se analizarán y si consideran que es necesario tomar más declaraciones a integrantes del Ejército, insistirán, "porque creemos que justamente como lo solicita el secretario Osorio Chong tenemos qué determinar qué ocurrió y cómo ocurrió y no puede ser que entonces exista al interior del Estado una contradicción tan grande, de que una fuente de información se nos prive como posible línea determinar tanto para la búsqueda como para la verdad".

En este sentido, al referirse al basurero de Cocula y no a los militares, el pasado 26 de octubre, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, llamó a los expertos del GIEI a aclarar dónde y cómo se dieron los acontecimientos, una vez que dudan de la indagatoria oficial.

"Si ellos dicen que no sucedió ahí que nos digan dónde y cómo. No nada más señalar que no, sino también hacia dónde seguir con las investigaciones".

El grupo de expertos dijo tambien que no responderá en los medios de comunicación las declaraciones del general secretario Salvador Cienfuegos, respecto a la negativa de que los elementos del Ejército declaren.

Hay que recordar que el pasado 7 de octubre, el secretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos, aseguró que el número de militares que han declarado sobre los acontecimientos en Iguala la noche del 26 de septiembre y la madrugada del 27 de septiembre de 2014 llega casi a 50.

"¿Qué quieren saber? ¿Qué sabían los soldados?, está todo declarado. Yo no puedo permitir que a los soldados los traten como criminales. A la fecha, casi 50 militares han declarado ante la Procuraduría General de la República y algunos hasta cuatro veces, sin tener un solo señalamiento", manifestó en ese momento el general.

Cox, junto con Ángela Buitrago, Carlos Beristáin y Alejandro Valencia (Claudia Paz no estuvo presente en la conferencia de prensa), informaron que hasta el momento de realizar el Informe Ayotzinapa, difundido el 6 de septiembre, no habían tenido acceso a las declaraciones de los militares, como tampoco han tenido respuesta de las autoridades sobre nuevos elementos para la búsqueda de los jóvenes como un mapa de fosas en la zona de Pueblo Viejo y La Parota y la información sobre hornos crematorios públicos y privados en Guerrero.

Entre las nuevas líneas de investigación planteadas por los expertos se encuentran la de la existencia del quinto autobús, de los teléfonos de los normalistas y los inculpados, e incluso la evaluación de las 40 denuncias de los detenidos sobre presuntas torturas y malos tratos, mediante el Protocolo de Estambul y advirtieron que si se comprueba que hubo torturas, las pruebas obtenidas por ese medio, serían anuladas.