Amplían beneficios a jefas de familia, adultos mayores y discapacitados

El titular de la dependencia, Federico Vargas, encabezó el evento donde se entregaron mil aportaciones a adultos mayores, jefas de familia y personas con capacidades diferentes.

Monterrey

Al entregar mil apoyos dentro de los programas sociales de Adulto Mayor, jefas de familia y personas con capacidades diferentes, el titular de la Sedesol en Nuevo León, Federico Vargas Rodríguez, anticipó que este año se incorporarán 10 mil familias.

Alrededor de 300 personas, entre mujeres y hombres que por primera vez recibirán un apoyo dentro de los programas sociales como Adulto Mayor, Jefas de Familia y personas con capacidades diferentes, se emocionaron al poder tener un mínimo ingreso para solventar sus gastos.

En un evento que se desarrolló en el jardín de las instalaciones de la Secretaría de Desarrollo Social, ubicadas en la avenida Churubusco, en Monterrey, se efectuó la entrega de estos nuevos apoyos.

Con una temperatura agradable y un ambiente de fiesta popular, se llevó a cabo esta ceremonia en la que no podía faltar el clásico baile a cargo del titular de la Sedesol, a quien lo sacaron para ese efecto tres señoras.

Federico Vargas Rodríguez, secretario de Desarrollo Social, dirigió un breve mensaje a las personas que se dieron cita en los amplios jardines junto a Ciudad Deportiva.

“Hicimos un compromiso de apoyar en este 2014 a más jefas de familia, apoyar a más adultos mayores y apoyar a más personas con discapacidad, es por eso que el día de hoy los programas aumentarán en un 20 por ciento”, indicó Vargas Rodríguez.

En total, más de 10 mil personas recibirán los beneficios de este plan, cuya repercusión el año pasado alcanzó a 8 mil 400.

“Vamos a incrementar los programas en un 60 por ciento más, o sea 20 a jefas de familia, porcentajes similares a adultos mayores y personas con discapacidad”, les hizo saber.

El funcionario señaló que la dependencia a su cargo ha decidido incrementar los apoyos, particularmente a las jefas de familia que todos los días se dirigen a su trabajo y muchas veces dejan a sus hijos en sus casas.

“Mis respetos para todas esas mujeres que después de la jornada de trabajo regresan a sus casas y tienen que atender a sus hijos, en algunos casos, sin el apoyo de algún familiar”, indicó.

Ése es, recalcó, un ejemplo de vida, una lucha constante y diaria para salir adelante… el sacrificio está en todos los años de trabajo de los adultos mayores y se les reconoce, dijo.

“Es por eso que en la Secretaría de Desarrollo Social vamos a cumplir nuestra palabra para llegar a 10 mil 500 personas apoyadas en este año, más las ocho mil 400 que recibieron ese respaldo”, concluyó.