Sector obrero del PRI prevé afectaciones

Advierten que no se fomenta la apertura de empresas; la creación de empleos, nula.
Isaías González, senador priista y líder de la CROC.
Isaías González, senador priista y líder de la CROC. (Claudia Guadarrama)

México

De acuerdo con un estudio del Senado, la reforma hacendaria provocará diversas afectaciones, principalmente a 19.7 millones de trabajadores por la no deducibilidad de prestaciones, elevará el costo de la mano de obra en 8 por ciento y reducirá el poder de compra en aproximadamente 30 por ciento.

El estudio, realizado por el sector obrero del PRI en el Senado, señala que los cambios fiscales impactan principalmente a los trabajadores bajo el régimen de salarios, pues la evasión en las personas físicas no asalariadas es de 77 por ciento.

“Gravar el consumo y no permitir la deducibilidad de las prestaciones, como propone la reforma fiscal, es una afectación directa e inmediata a los trabajadores, ya que de aprobarse esta iniciativa, la base trabajadora formal del país va a reducir su poder de compra en aproximadamente 30 por ciento”, refiere el documento.

Asimismo, refiere que la reforma no beneficia al sector laboral, porque no fomenta la apertura de empresas y consecuentemente no habrá mayor creación de empleos.

“El no poder deducir el pago de prestaciones pagadas a los trabajadores incrementará el pago de impuestos a las empresas elevando el costo de la mano de obra en cuando menos 8 por ciento”, refiere también.

De acuerdo con el estudio, los patrones se verán afectados al deducir prestaciones laborales que resultan “estrictamente indispensables” para su actividad y que, en muchos de los casos, son resultado de una negociación con sus trabajadores o de una obligación legal, “y no derivan de una decisión unilateral del patrón.

Subraya que actualmente el patrón puede deducir ciento por ciento el gasto que realiza por otorgar a sus trabajadores dichas prestaciones; sin embargo, la reforma contempla solo 41 por ciento de deducibilidad, aunque finalmente fue aprobado en San Lázaro 47 por ciento.

Ante esto, alerta que “se afectarán alrededor de 19.7 millones de trabajadores formales por la no deducibilidad de prestaciones, entre las que se incluyen los vales de despensa, fondo de ahorro y prima vacacional, tiempo extra, etcétera.”

Sobre este tema, el senador priista y líder de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos, Isaías González, comentó que los dirigentes laborales buscarán que la deducibilidad de prestaciones que se aprobó en 47 por ciento en la Cámara de Diputados se suba al 80 por ciento.

Aseguro que la reforma hacendaria aprobada por los diputados será revisada a consciencia en el Senado, pero de ninguna forma debe dar pie a que los empresarios recorten, limiten o suspendan las prestaciones laborales que tienen los trabajadores.