San Nicolás tampoco acepta convenio de tenencia

El alcalde del municipio dijo que no teme que les congelen los recursos, pues la Ley en materia establece que se tienen que distribuir entre los Ayuntamientos.
No participarán en retenes, aseguró el alcalde nicolaíta.
No participarán en retenes, aseguró el alcalde nicolaíta. (Agustín Martínez)

Monterrey

El alcalde de San Nicolás de los Garza, Pedro Salgado Almaguer, rechazó instalar retenes para decomisar vehículos cuyos propietarios tengan adeudos del impuesto de la tenencia de años anteriores.

Afirmó que a diferencia de sus homólogos del PRI, en ese municipio no se suscribirá el convenio que propone la Secretaría de Finanzas y Tesorería General del Estado, para proceder a ese decomiso.

"En el convenio que se nos hizo llegar se establece que entre las acciones a emprender por parte de las autoridades municipales es detención de vehículos en tránsito, lo que indiscutiblemente tendrá que ser a través de retenes", precisó.

Dijo que su decisión es porque su responsabilidad es la de darles resultados y estar al lado de los ciudadanos.

"A nosotros nos mandan los nicolaítas que nos dieron su voto, con todo respeto, no son nuestros jefes ni el gobernador, ni el tesorero, de manera que no suscribiremos ese convenio", puntualizó.

Salgado Almaguer afirmó que con relación a los recursos que se generen por el pago de la tenencia, se deben de distribuir a través del esquema que existe y no a capricho de las autoridades estatales.

"Yo lo que les digo al gobernador y su tesorero, que ya basta de mentiras, que dejen de confundir a la gente, porque por un lado dicen que no a los retenes, pero por la otra, nos quieren exigir que detengamos a los vehículos en circulación", puntualizó.

Sostuvo que con relación a los alcaldes del PRI, pues es obvio que ellos como son sumisos, paleros y agachones, sí estarán de acuerdo, como sucedió lo mismo con el incremento del 20 por ciento en las tarifas de transporte urbano.

Reiteró que no temen a que se les congelen los recursos, porque no son a capricho del tesorero estatal o el gobernador de quien depende, pues la Ley en materia lo establece claramente.

"Se contempla bajo qué términos y fórmulas se tienen que distribuir entre los Ayuntamientos, independientemente de colores de partido", concluyó.