SHCP y Pemex: urge reformar pensiones

Los cambios deben respetar derechos de trabajadores y dar viabilidad a la empresa; el sindicato tendrá un año para resolver, dicen Videgaray y Lozoya.
El titular de Hacienda fue entrevistado por Carlos Marín en "El Asalto a la Razón".
El titular de Hacienda fue entrevistado por Carlos Marín en "El Asalto a la Razón". (Martín Salas)

México

Si bien México ha avanzado en la dirección correcta para enfrentar el problema de las pensiones, aún falta hacer una verdadera reforma al respecto en Petróleos Mexicanos (Pemex) y también en las entidades federativas.

Para ello, los trabajadores de la petrolera tendrán un año para decidir si quieren tener una empresa que compita de manera exitosa bajo la reforma energética, lo que podría ocurrir antes si prosperan las negociaciones entre empresa y sindicato para que ahorren su retiro en PensionISSSTE o en alguna otra Afore privada, coincidieron en afirmar en entrevistas por separado el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, y el director de Pemex, Emilio Lozoya.

En entrevista con Carlos Marín en El Asalto a la Razón, Luis Videgaray apuntó que uno de los retos importantes son las pensiones y jubilaciones de Pemex, lo que ocurre ahora en un contexto en el que la petrolera “debe competir para ser exitosa y por lo tanto se vuelve una necesidad urgente tener una verdadera reforma de Pemex que respete a cabalidad los derechos de los trabajadores, pero que le dé viabilidad a la empresa”.

Hizo ver que si el costo de las pensiones es muy alto, esto pudiera tener un efecto en la competitividad de Pemex. “Según estudios actuariales recientes, los pasivos laborales equivalen a 10% del PIB; de ese tamaño es la carga de jubilaciones y pensiones que tiene Pemex. Bajo esas condiciones va a ser muy difícil competir”, advirtió.

A diferencia del Fobaproa, explicó que todo el presupuesto de Pemex es parte del gasto del sector público. En cambio, con el fondo bancario se trataba de deuda de bancos privados y ahora estamos hablando de una empresa pública. “Son cuestiones completamente distintas”, esgrimió.

Destacó que dos de las calificadoras más importantes ya dieron su aval porque no están viendo un impacto sobre la asignación deuda de México si se asumen pasivos parciales a cambio de una reforma de pensiones en Pemex.

Refirió que ya se tiene a las dos fuentes principales de trabajo (servidores públicos, incluyendo al magisterio y la iniciativa privada) en un sistema sustentable de cuentas individuales de retiro.

Pero después de Pemex, está el tema de las pensiones en los estados. “En los 31 estados de la República y el Distrito Federal tenemos una gran variedad de condiciones. Algunos han hecho reformas para alargar la sustentabilidad financiera de sus sistemas de pensiones, otros no. Sin duda ahí está uno de los retos pendientes y otras áreas del sector público han dado pasos en la dirección correcta pero que también no son definitivas”, matizó.

Videgaray dijo que la última palabra la tienen los trabajadores y la empresa. Pero si decide tomar esa ruta, el gobierno federal, por cada peso que ahorre Pemex en la reforma pensionaria con esas características (cuentas individuales y extender la edad de retiro), el gobierno federal podrá tomar un pasivo.

“Injusta, jubilación a los 55”

Mientras tanto, el director de Pemex, Emilio Lozoya, dijo en entrevista con Radio Fórmula que el tema de las pensiones lo revisarán con el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) cuando se termine la discusión de las leyes secundarias en el Senado, y en un año tendrán que resolver.

“Como está hoy en los textos de ley, se le da un año a la empresa y al sindicato para llegar a un acuerdo; yo estimo que esto será antes, nosotros hemos hecho nuestros cálculos, tenemos muy claro qué es lo que se puede hacer en beneficio de la empresa y de los trabajadores, y habrá que sentarse con el sindicato a ver esos detalles. Es como (el tema de) nuestras negociaciones salariales”.

Aseguró que charlarán con el sindicato para ver los cambios que se dictaminan en los cambios a las leyes federales de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, y General de Deuda Pública.

“Si el sindicato y la empresa hacen un esfuerzo en incrementar el haber de retiro, esto le quita una carga al pasivo laboral, y lo que se ofrece en las leyes es que una parte al equivalente, el gobierno de la República lo tomaría como deuda pública, esto es un gran avance tanto para la empresa como para el país”, consideró.

En ese contexto, argumentó que una jubilación a los 55 años no es justa para la sociedad, por lo que debe haber cambios al régimen de pensiones de Pemex.

Lozoya adelantó que el próximo año, Pemex lanzará nuevas empresas para dar servicios de transporte y logística a firmas privadas, así como de equipos de perforación y generación de electricidad, anunció su director general, Emilio Lozoya.

“El plan de negocios que estamos analizando para el próximo año implica una restructuración interna. Si la industria cambia, pues Pemex también tiene que hacerlo y ajustarse a esta nueva realidad. Estaremos lanzando varias nuevas empresas”, agregó.

Explicó que serán propiedad 100 por ciento de la petrolera nacional, el objetivo es realizar ciertas actividades de forma más eficiente, como el transporte de hidrocarburos por ductos.

“Los ductos serán utilizados no solo ya por Petróleos Mexicanos para transportar hidrocarburos, sino por otras empresas, y debemos estar listos para ofrecerles el servicio de transporte (…) yo vislumbro una empresa de transporte y logística.”

Asimismo, se perfila una compañía dedicada a dar el servicio de equipo de perforación, el cual, a consideración de Lozoya, además de ser aprovechado por Pemex, también debe servir a otras empresas que vengan a México; “inclusive, por qué no pensar en internacionalizar esta actividad”. 

Modificaciones detonarán empleo, dice Osorio

Las 14 reformas aprobadas en lo que va del sexenio permitirán a México dejar atrás el discurso de que no hay forma de salir adelante, aseguró el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Rechazó con ello que las reformas aprobadas sean regresivas y sostuvo que el presidente Enrique Peña Nieto no gobierna con las encuestas en la mano o en función del costo político, y tomó en serio la responsabilidad de construir las reformas que se necesitaban a través de la construcción de acuerdos.

Habló de las reformas financiera, educativa, en telecomunicaciones y otras aprobadas en lo que va del sexenio, pero se refirió de manera particular a la energética, al señalar que detonará el empleo y sacará provecho a la riqueza que tiene el país.

“Éramos en único país del mundo, sin importar derecha o izquierda, que no había hecho las reformas para tener la alternativa del manejo de sus propios recursos”, destacó durante una gira por el estado de México.

“Hoy en México vamos a poder, gracias a la decisión que tomaron los legisladores, poder buscar el crecimiento y dejar ese discurso de que no hay forma de salir adelante, de que no hay para poder satisfacer el desarrollo, haya más escuelas, caminos, hospitales, agua potable que todavía se necesita muchísimo”.

 (Liliana Padilla/México)