Ruptura PRI-PAN pone en riesgo reforma política

Que tricolor acepte cambio de fórmula de representación proporcional, mediante 3% para la segunda diputación o por resto mayor y cociente, condición del albiazul para reanudar diálogo.
En rueda de prensa, los demás partidos advirtieron de una convocatoria pública para que el grupo panista acuda a sesionar este domingo.
En rueda de prensa, los demás partidos advirtieron de una convocatoria pública para que el grupo panista acuda a sesionar este domingo. (Reynaldo Ochoa)

Monterrey

La posibilidad de que en Nuevo León los ciudadanos puedan acceder a candidaturas independientes y a la repartición de candidaturas de manera equitativa entre hombres y mujeres quedó en duda, luego de que el grupo legislativo del Partido Acción Nacional (PAN) decidiera no acudir al periodo extraordinario de ayer y confirmara que tampoco se presentará hoy a la votación de la Reforma Política y la nueva Ley Electoral del Estado.

Una supuesta ilegalidad al momento en que el presidente del Congreso del Estado, Francisco Cienfuegos, citó a un nuevo periodo extraordinario este domingo a las 17:00 sin someterlo a votación del Pleno, sería la razón por la que los panistas anunciaron que no acudirán tampoco al periodo extraordinario de sesiones.

Esto obligará a que la Reforma Político Electoral y la nueva Ley Electoral del Estado sean analizadas ya sea en el límite del plazo establecido por el Congreso de la Unión -este lunes 30 de junio- e incluso arriesgarse a impugnaciones, ya que el PRI asegura que el límite, según los transitorios de la reforma electoral, implica que debe aprobarse a más tardar la medianoche de hoy.

La mañana de ayer, el PAN informó que no acudiría a la sesión del periodo extraordinario programada el mismo día, por el rompimiento de los acuerdos. Entonces dio un ultimátum al PRI: o ceden en incrementar la fórmula de representación proporcional y las candidaturas comunes, o no habrá reforma.

“No existe mesa de diálogo, el haber adelantado los tiempos, el haber circulado un dictamen tratando de lograr un albazo legislativo y tratando de generar presión mediática hacia el grupo legislativo del PAN ha terminado por romper los posibles acuerdos para tener reforma política en el estado de Nuevo León. Pese a esto tenemos la disposición de sentarnos en la mesa de diálogo”, dijo el líder de la bancada albiazul, Alfredo Rodríguez Dávila.

Tras la rueda de prensa panista, cerca de las 14:30 de ayer, el presidente del Congreso local, el priista Francisco Cienfuegos, llamó al pase de lista durante el inicio del periodo extraordinario convocado el viernes para el análisis y votación de los dictámenes aprobados en comisiones.

El resultado fue de 24 diputados presentes del PRI, PRD, Panal y PT, así como los dos independientes, Luis David Ortiz Salinas y Eduardo Cedillo, pero fue insuficiente para abrir a discusión ambos dictámenes, que requieren al menos 28 diputados, es decir, al menos cuatro legisladores del PAN.

Esto obligó al presidente del Congreso a, mediante una maniobra legal, citar a un nuevo periodo extraordinario para este domingo, excluyendo la necesidad de tener 28 diputados y sólo teniendo la mayoría de los coordinadores presentes, para someter a votación las reformas.

“ARTÍCULO 94.- En la sesión en que se vaya a someter a votación del dictamen de una Iniciativa de Ley, es necesario que concurran al pase de lista, por lo menos, las dos terceras partes de los miembros del Congreso, considerándose esta sesión válida para el efecto de votación...

“De no reunirse el quórum señalado en el párrafo anterior, el dictamen será discutido en Sesión posterior, para lo cual, bastará que concurran al pase de lista la mayoría de los Diputados (es decir 22), con la representación de la mayoría de los Grupos Legislativos”, señala el Reglamento Interior del Congreso del Estado, leyó el secretario técnico, Gustavo Caballero.

Pero esto no fue sometido a votación del Pleno.

En rueda de prensa posterior, los coordinadores de los partidos presentes criticaron la postura del PAN y señalaron que harán una convocatoria pública para que se presenten.

Durante la sesión, los priistas colocaron pancartas en las curules de los panistas, evidenciando los “ciudadanos sin representación” en respuesta a su ausencia en el Pleno.

Además, el diputado Juan Manuel Cavazos pidió que les descontaran de su sueldo el día de salario por faltar.

Por la noche, Rodríguez Dávila confirmó que no se presentarán a la votación de hoy.

“Es un periodo citado de manera ilegal y no nos vamos a prestar a exponer la reforma político electoral a las impugnaciones, todavía hay tiempo el lunes”, afirmó.