"Reforma Energética no tendrá resultados inmediatos"

El ex vocero presidencial, Rubén Aguilar, aseguró que esto se debe a la caída en el precio del petróleo, el cual tardará tres años en recuperarse.
"El precio del petróleo y el recorte del presupuesto en 120 mil millones de pesos van a afectar ciertas obras y acciones de gobierno".
"El precio del petróleo y el recorte del presupuesto en 120 mil millones de pesos van a afectar ciertas obras y acciones de gobierno". (Silvia Ayala)

Durango, Durango

Los resultados que se esperaban obtener con la Reforma Energética no podrán darse con la exactitud que se deseaba, sobre todo por la baja del petróleo y el recorte presupuestal de más de 120 mil millones de pesos, asegura el ex vocero presidencial Rubén Aguilar.

"El precio del petróleo y el recorte del presupuesto en 120 mil millones de pesos van a afectar ciertas obras y acciones de gobierno".

"Me parece que es responsable que se asuma que hay que hacer el recorte y no endeudarnos, en ese sentido el Gobierno tendrá que hacer ajustes, porque no hay posibilidad de recuperación en el petróleo en los próximos tres años", aseguró.

"Estos mismos precios afectan el resultado de la Reforma Energética, en particular lo que tiene que ver con Gas Shale y aguas profundas, porque con esos precios no conviene la inversión".

"Los inversionistas sienten que no tienen una gran ventaja y arriesgan mucho y probablemente las licitaciones cuando se abran en Coahuila, Chihuahua, Nuevo León y Tamaulipas, donde se ubican estos depósitos, serán menos interesantes para los mercados internacionales", afirmó.

Aseguró que en dos o tres años volverá a ser rentable, pero el efecto inmediato de la Reforma no será palpable, como se había pensado.


Imagen del Gobierno Federal

Cuestionado sobre la imagen del Gobierno Federal, el Rubén Aguilar dijo "es real que el Gobierno tiene problemas serios de imagen, el Presidente trae probablemente de las evaluaciones más bajas para un Presidente de México, en términos anda más o menos en un 40 o menos de aceptación y si tiene que ver con este conjunto de cosas como Ayotzinapa, Tlataya, la Casa Blanca, Malinalco e Ixtapan".

"Desde que arrancó el gobierno del Presidente Peña Nieto ha tenido baja calificación, porque arrancó en cinco y jamás ha superado ese cinco y ha llegado a momentos de 30, insisto es el Presidente con más bajo nivel de aceptación en la historia del país", dijo.

Agregó que desde su punto de vista, un elemento importante que ha abonado a esta imagen es una mala comunicación de Los Pinos.

"No se saben comunicar, siempre a la defensiva, está desarticulada, no hay una acción propositiva, no vemos al Presidente en la profundidad del territorio está como coagulado a las grandes ciudades, no entra en contacto con la gente y no puede construir empatía".

Comentó que estos fenómenos seguramente podrían afectar los procesos electorales, pero no en automático, porque lo que cuenta en las elecciones no solo es la imagen o el trabajo 'de aire', sino también el 'de tierra', porque aseguró "uno puede tener mala imagen y tener un muy buen trabajo de tierra y así sacar las elecciones".