Confía Rosi Orozco en que ley de trata no tenga retrocesos

La activista reconoció que la reforma que hoy discutió el Senado corrigió el retroceso que denunció en octubre pasado cuando se presentaron las modificaciones de ley.
La senadora Rosi Orozco.
Rosi Orozco. (Marilú Oviedo)

Ciudad de México

Rosi Orozco, presidenta de la "Comisión Unidos contra la Trata, AC", aseguró que si la nueva ley contra la trata de personas tiene algún retroceso la sociedad civil se opondrá.

"El documento que se presentó el 8 de octubre era verdaderamente terrible. Beneficiaba a los padrotes, les quitaba derechos a las víctimas. Esperamos que este documento no tenga ningún retroceso porque toda la sociedad civil vamos a decir que no a ninguna cuestión que dé marcha atrás con la lucha contra la trata de personas", dijo.

Orozco reconoció que el dictamen que este miércoles aprobó el Senado de la República demostró desde el lunes pasado que se aprobó en comisiones que "los senadores y senadoras han sido sensibles con lo que estamos diciendo"

"De lo que se presentó el 8 de octubre que pretendía modificar el 75% de la ley, se amplió el turno a la Comisión de Justicia (del Senado) y el documento que estaba el lunes (en comisiones) estaba mucho mejor", precisó.

La ex diputada federal cuestionó "la prisa para hacer las cosas", cuando el tema "tiene que ver con los hijas y los hijos de todas la familias de México" y aseguró que por parte de las autoridades ya "hay voluntad, sí están habiendo operativos, consignaciones y sentencias".

Orozco aseguró que "todas las que sean reformas para avanzar las felicitamos, pero ninguno que sea de retroceso, no aceptamos que se le quiten derechos a las víctimas".

Rosi Orozco recordó que el problema de la trata es de suma importancia en México puesto que el país está "en primero o segundo lugar en apertura de páginas de pornografía infantil" que "el 80 por ciento de las víctimas de trata en explotación sexual son mujeres" y -con cifras de 2001- recordó que "entre 16 mil y 20 mil niños y niñas son explotados en México".

La presidenta de Comisión Unidos contra la Trata, AC, dijo que lo más grave es que no haya diagnósticos actualizados, a pesar de que la ley anterior obligaba al Estado a realizarlos y la recién aprobada también.