Romero Deschamps rechazó ir al consejo sin tener voto: Gamboa

A los trabajadores se les ofreció lugar para cinco representantes que solamente tendrían voz, revela el líder senatorial del PRI.
Los priistas Carlos Romero Deschamps, David Penchyna y Emilio Gamboa, durante la sesión de ayer.
Los priistas Carlos Romero Deschamps, David Penchyna y Emilio Gamboa, durante la sesión de ayer. (Daniel Cruz)

México

El PRI cedió a las demandas del PAN para sacar al sindicato petrolero del nuevo Consejo de Administración de Pemex a más tardar en dos años, una vez que el dirigente sindical, Carlos Romero Deschamps, se negó a mantener una representación de los trabajadores con voz, pero sin voto en dicha instancia.

El coordinador priista, Emilio Gamboa, confirmó que la negociación el día anterior contemplaba la presencia de una representación de los trabajadores sin voto, pero con voz, al interior de lo que será el nuevo consejo profesional.

Sin embargo, Romero Deschamps rechazó esa situación, al advertir que aun afuera de ese órgano seguirá defendiendo los derechos de los trabajadores.

Ayer, de última hora, el Senado presentó cambios al dictamen ya votado en comisiones, al que incorporó modificaciones al artículo 20 transitorio, donde ubicó los ajustes a la relación empresa-sindicato.

En el dictamen que se votaría durante la madrugada de este miércoles se indica que en los órganos de gobierno de la paraestatal "sus directores sean nombrados y removidos libremente por el titular del Ejecutivo Federal o, en su caso, removidos por el Consejo de Administración".

La modificación establece que "para el caso de Pemex, su Consejo de Administración se conforme de la siguiente manera: cinco consejeros del gobierno federal, incluyendo el secretario del ramo en materia de Energía, quien lo presidirá y tendrá voto de calidad, y cinco consejeros independientes", con lo que queda fuera la dirigencia sindical.

Aunque el día anterior Romero Deschamps abandonó los trabajos de comisiones antes de votarse en lo general la reforma energética, ayer reapareció al lado del coordinador Gamboa Patrón y no hizo comentarios, aun cuando desde tribuna legisladores como Layda Sansores lo instaron a defender a su gremio "y no ser esa sombra como lo hemos visto callado ante esta reforma".

En entrevista con Joaquín López-Dóriga, Gamboa Patrón dijo que durante la madrugada del lunes se analizó que, derivado del concepto de "empresas productivas" del Estado, se definió que el consejo debe ser profesional con integrantes que entiendan del tema.

"Al sindicato se le ofreció que se le asignaban sus cinco lugares sin voto y ellos dijeron que no. De lo que estoy convencido es que vamos a apoyar a los trabajadores de Pemex", reveló el líder tricolor, al abundar que fue Romero Deschamps quien tomó esa decisión.

"No lo quiso el sindicato. Muy honestamente el secretario general del sindicato dijo: a ver, yo voy a seguir jalando por México, voy a seguir trabajando por la empresa, no necesito estar en el consejo sin voto, yo haré mi trabajo, defenderé los derechos de los trabajadores que creo que es una riqueza fundamental en la industria energética del país, los trabajadores y no lo aceptaron ellos".

De acuerdo con Gamboa, el debate podría concluir hoy entre 9:00 o 10:00 de la mañana y hasta ese momento se sabrá cómo queda el tema del Consejo de Administración.

En su turno, el PRI ofreció una conferencia de prensa donde el michoacano Ascención Orihuela dijo que respaldan a Romero Deschamps.

Las diferencias

El lunes la reforma energética pasó la primera fase de su aprobación, al ser votada a favor en lo general por legisladores de PRI, PAN y PVEM.

Sin embargo, el PAN elevó sus exigencias y pidió que el sindicato petrolero quedara fuera del Consejo de Administración de Pemex.

La intención es que los trabajadores tengan representación, con voz pero sin voto, en un consejo profesional, aclararon los legisladores panistas.