Ortega ya se quiere ir; pide adelantar toma de posesión

"Hay gobernador electo, hubo un litigio que se resolvió, ya salimos de la crisis más difícil, de tomas y quemas; la elección se realizó, ¿para qué tengo que estar lidiando este 'toro'?".
Garantizó que el ciclo escolar comenzará a tiempo.
Garantizó que el ciclo escolar comenzará a tiempo. (Nelly Salas)

México

El gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega, reveló que resolver el conflicto magisterial del año pasado colocó al estado al borde de la quiebra, por lo que en un hecho inédito pidió a la Comisión Permanente ayudarlo para adelantar la toma de posesión del priista Héctor Astudillo.

Explicó que a finales de diciembre debía los salarios y medio aguinaldo de 19 mil maestros y Hacienda le recomendó no preocuparse y usar anticipadamente las participaciones del primer trimestre con la promesa de Luis Videgaray de devolvérselas, pero ahora hasta le cobran intereses.

"Ya hay gobernador electo, hubo un litigio que ya se resolvió, ya salimos de la crisis más difícil, la toma de los ayuntamientos, los incendios de edificios, las movilizaciones de todos los días, la elección se realizó. Y si ya hay gobernador electo, ¿yo para qué tengo que estar lidiando este toro?

"Adelantemos la toma de posesión, porque ahora vamos a entrar a una crisis financiera muy profunda. La situación financiera en Guerrero es grave, a punto de decir: lo declaramos en quiebra o adelantemos la toma de posesión".

Al acudir a reunión con legisladores, Ortega garantizó que los maestros de Guerrero sí regresarán a clases en septiembre, aun cuando amagaron que no habrá ciclo escolar hasta que no se modifique la "reforma punitiva".

Dijo que no hay negociaciones oscuras ni al margen de la ley "y este proceso lo vamos a ganar con el diálogo, escuchando mucho y poniendo en la mesa de debate los argumentos, y sobre todo borrar la incertidumbre que lleva a creer al magisterio que se trata de una medida punitiva contra ellos".

Ortega revisó ayer con la Comisión de Educación, que preside el perredista Armando Ríos Píter, la implantación de la reforma educativa en su estado y los costos que ha tenido. Presumió que en Guerrero se logró una evaluación por encima de la media. Por ejemplo, en promoción se logró 91.4 por ciento; 67.4% en media superior, y 92.2% en ingreso, para sumar 88.91%, por lo que confió en que se alcanzarán las metas.

Consideró que ya pasó la crisis más difícil por la puesta en marcha de la reforma, cuando el año pasado ocurrieron protestas en las que hubo un muerto.

El panista Juan Carlos Romero preguntó qué pasó con el Fondo de Apoyo para la Nómina Educativa, a lo que el gobernador dijo que al entrar en vigor la reforma que transfiere a la Federación el pago de la nómina, se generó un problema, porque en Guerrero había 19 mil plazas no reconocidas por la Federación, que antes se pagaban retenciones del ISR, cuotas del Issste, Fovissste y otros, que al final se negociaban con Hacienda y se condonaban.

Dijo que luego de la violencia en febrero, Videgaray le recomendó pedir por anticipado las participaciones de enero, febrero y marzo, "le dije, eso significaba un boquete para las finanzas, de por sí frágiles; pero, además usted nos va a cobrar intereses. Me dijo ´no te preocupes, te las regreso y no te cobro intereses´. Es la fecha que no nos las regresa y sí nos cobran intereses".

Sin plan b

Ortega pidió al Congreso de la Unión meter orden en la operación de las guardias comunitarias, al alertar que en su estado los expertos han diagnosticado que cuando menos 22 policías municipales están coludidas con la delincuencia organizada.

En tanto, el titular de Educación del estado, Salvador Martínez della Rocca, reconoció que no tienen un plan "B" en caso de que los maestros de la Ceteg no regresen a las aulas, y aseguró que no prevén sanciones en caso de que falle el acuerdo entre el gobierno y los docentes.