Riquelme da a conocer detalles de su plan de austeridad

Contempla partir de una retabulación de salarios y una revisión de las prestaciones del personal de confianza, tanto en el Ayuntamiento como en Simas Torreón.
Instalaciones del Banco de México en Torreón.
Instalaciones del Banco de México en Torreón. (Alejandro Alvarez)
(Milenio Radio)

Torreón

El alcalde electo de Torreón, Miguel Ángel Riquelme, contempla dentro del plan de austeridad para su administración, partir de una retabulación de salarios y una revisión de las prestaciones del personal de confianza, tanto en el caso del ayuntamiento como en el del Simas, para contribuir a su meta de reducir el gasto de nómina casi en un 25 por ciento.

Dijo que se nivelarán los salarios de los empleados de acuerdo al trabajo que realicen, ya que se detectaron puestos que cobran más de lo que deben, que tienen sueldos de acuerdo a la confianza que se les dio en la actual administración.

En el tema de las prestaciones, dijo que en vez del otorgamiento de estímulos como la ayuda escolar para el personal de confianza, se darán estímulos directos, sobre todo a los empleados que más tareas van a desempeñar, los cuales se podrían integrar en el aguinaldo.

Explicó que contempla la creación de un nuevo organigrama, en el que se establezcan los cargos y salarios del personal de la nueva administración, el cual se dará a conocer días antes de su toma de protesta, ya que requerirá que el actual Cabildo lo autorice.

En el esquema se definirá desde director, subdirector, jefes de departamentos y administrativos en el personal de confianza, para evitar la creación de nuevos cargos y se tabule a criterio.

[b]Retabulación será de acuerdo a su plan de trabajo y compromisos de campaña[/b]

La retabulación se centrará en las áreas a las que se les dará prioridad en la próxima administración, las que de acuerdo a su plan de trabajo, tendrán mayor responsabilidad y carga laboral.

Puntualizó que no se reducirá el salario de los funcionarios que tienen mayor responsabilidad, considerando el trabajo que les espera para lograr la obra pública y el mejoramiento de los servicios básicos que se prometieron en campaña.

Tampoco se les disminuirá el sueldo a regidores, para evitar actos de corrupción. Aunque no considera prudente que en el primer año se genere una reducción para estos cargos, tampoco se contemplarán aumentos, destacó.

Visualiza la depuración de la nómina de personal de confianza y personal de honorarios, mediante la fusión de algunas direcciones, la reducción de personal que trabaja en proyectos temporales que para la administración entrante no serán prioridad.

Considera que la próxima administración requiere de una amplia inversión para poder transformar los servicios públicos, de acuerdo con sus compromisos de campaña. Anunció que se invertirán más de 500 millones de pesos en obras, programas y servicios.

Contempla durante el arranque de la administración, en los primeros 100 días de gobierno, la pavimentación de más de un millón de metros cuadrados, además buscará mejorar el servicio de alumbrado público en la ciudad en los primeros seis meses.