Rigoberta Menchú llama a los mexicanos a votar

“No hay mejor momento de paz al que yo aspiro”, afirma. Encabezará una misión de observación en la que el eje central será conocer el impacto real de la delincuencia en los comicios.
La premio Nobel de la Paz se acreditó como observadora extranjera ante el INE.
La premio Nobel de la Paz se acreditó como observadora extranjera ante el INE. (Héctor Téllez)

México

La premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú, encabezará una misión de observación electoral en la que el eje central será conocer el impacto real del crimen organizado en las elecciones y la participación de los movimientos sociales.

Luego de ser acreditada como observadora extranjera por el Instituto Nacional Electoral (INE), la guatemalteca adelantó que este viernes acudirá a Guerrero para conocer el entorno social que prevalece en la entidad y difundir un mensaje sobre la importancia de que los comicios se lleven a cabo.

Ante la situación de violencia que prevalece en la entidad y el llamado a impedir la elección, la premio Nobel de la Paz destacó la importancia de la madurez de la ciudadanía para que haga lo correcto, se comprometa y participe en las elecciones.

"No hay mejor momento de paz al que yo aspiro, más que ese en el que los ciudadanos sí pueden elegir, pueden elegir conscientemente. La única pregunta que yo lanzaría aquí ¿si solo la democracia debe madurar, o si cada ciudadano debemos de madurar?", dijo.

En este sentido, Menchú lanzó un llamado a los mexicanos para que acudan a las urnas el próximo 7 de junio a defender el valor que tiene este voto, ya que es la mejor forma que existe de ejercer el derecho a decidir que tienen los ciudadanos.

"A medida en que nosotros podamos votar tenemos también el derecho de revocar nuestro voto cuando nos da la gana, y la única condición es que revocar nuestro voto debe ser en un clima absolutamente pacífico, porque hemos visto que cuando queremos revocar el voto en un clima violento, la violencia termina sin fronteras y sin límite", agregó.

Acompañada de los presidentes de Tendiendo Puentes, Jorge Serrano, y Fundación Murrieta, Marco Hernández, la guatemalteca recordó que si bien ya ha participado como observadora en procesos pasados, en esta ocasión la importancia radica en el momento histórico por el que atraviesa el país.

En este sentido, aseguró que lo que se requiere en este tiempo es un clima de paz y de armonía para que los ciudadanos y ciudadanas tengan la oportunidad de salir a una fiesta cívica el 7 de junio.

Por su parte, el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, aseguró que los comicios de junio pondrán a prueba el nuevo modelo de la democracia mexicana, el cual, aseguró, busca además de garantizar la equidad en las contiendas, la paridad entre los géneros y maximizar el ejercicio de los derechos fundamentales de las y los mexicanos, así como la estandarización de los procesos electorales locales y federales.

Caso Ayotzinapa

A ocho meses de la desaparición de los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa, la premio Nobel de la Paz manifestó su interés por participar en el esclarecimiento de los hechos y conocer las cusas que generaron la desaparición.

En conferencia de prensa, la guatemalteca manifestó su solidaridad para con los familiares de los jóvenes estudiantes, a los cuales exhortó a no ocultar la verdad sobre sus familiares y lo que estaba aconteciendo en ese momento.

Recordó que en Guatemala los procesos que han logrado prosperar es cuando las familias realmente reconocen la participación que tuvieron los involucrados en los hechos sin temor, ya que eso permitió encauzar las investigaciones para deslindar responsabilidades.

"Yo exhortaría a los familiares a que traten de explicar también la razón de cada uno de sus seres queridos, sin ocultar la verdad, porque la verdad nos dignifica a todos; luego la justicia que opere al costo de lo que sea, es decir, no permita chantajes, sobornos, amenazas, porque también en justicia eso ocurre", agregó.

Menchú señaló que hubieran querido tener una participación de estar cerca de los hechos, de seguir los procesos y con ello lanzar un diagnóstico psicosocial en la zona, de tal manera que las personas podamos ubicar el contexto.

Sin embargo, dijo no tener la menor duda que en la desaparición de los normalistas "está involucrado el crimen organizado, y están involucradas las mafias, desafortunadamente que están, y la violencia organizada".

Ante este escenario, la guatemalteca destacó la importancia de que sin importar que exista una presunta participación de los elementos policiacos o militares se esclarezcan los hechos de una manera fehaciente y creíble.

La Nobel de la Paz agregó que en la intervención de organismos internacionales es fundamental que den seguimiento a los expedientes, ya que llegar sin saber mucho sobre los casos y únicamente escuchar y establecer responsables y "en la práctica no funciona así".