Niega Anaya injerencia de Obama por reformas

Después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijera que le urgen las reformas en México, el presidente de la Cámara de Diputados negó que represente una presión.
Ricardo Anaya, presidente de la Cámara de Diputados.
Ricardo Anaya, presidente de la Cámara de Diputados. (Especial)

Ciudad de México

El presidente de la Cámara de Diputados, Ricardo Anaya, negó que el pronunciamiento del mandatario estadunidense Barack Obama sobre la urgencia de las reformas en México represente una presión o injerencia en los asuntos internos y, por el contrario, dijo, se trata de un reconocimiento al país.

"Lo que el presidente Obama hizo fue reconocer a México y eso incluye, por supuesto, al Congreso de la Unión, por la aprobación de las reformas constitucionales transformadoras que vivimos el año pasado; fue un gesto de reconocimiento que nosotros apreciamos y agradecemos", puntualizó Anaya.

En el marco de Cumbre de Líderes de América del Norte celebrada ayer en la ciudad de Toluca, el presidente de Estados Unidos expresó su interés en conversar con su homólogo mexicano Enrique Peña Nieto para conocer las estrategias previstas para aplicar dichas reformas.

"Quiero felicitar al presidente Peña Nieto por los grandes esfuerzos que han entablado este año, por las reformas que han realizado, que son muy prometedoras para que México sea más competitivo y se den más oportunidades a su pueblo. Estoy muy interesado en escuchar de parte del presidente las estrategias que tienen para aplicar las reformas en materia de justicia penal, en materia de seguridad. Son reformas urgentes y tenemos una excelente cooperación en estos espacios", dijo.