Alcoholímetro es la 'caja chica' de los ayuntamientos

Israel Soto, diputado local del PRD, afirma que los retenes instalados por los municipios son anticonstitucionales, además en la Ley de Ingresos estiman una cantidad menor a la que perciben.
"Estoy seguro que el fin de esos operativos es recaudar dinero".
"Estoy seguro que el fin de esos operativos es recaudar dinero". (Gilberto Lastra Guerrero)

Durango, Durango

Las multas que se recaudan por los operativos de los retenes antialcohol se usan como caja chica en los ayuntamientos, porque en la Ley de Ingresos estiman una cantidad menor a la que perciben, por lo que se puede usar a discrecionalidad, comentó Israel Soto Peña, diputado local del PRD.

El legislador comentó que este tipo de operativos son anticonstitucionales porque violan el Artículo 16 de las Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, donde se habla que los ciudadanos no pueden ser molestados en sus pertenencias y menos en el libre tránsito.

Soto Peña dejó en claro que para el Estado es más rentable seguir violentando la Ley para hacerse de recursos.

"Son anticonstitucionales. Sin embargo, han sido la única estrategia que se ha implementado por el municipio para detener a los conductores ebrios. Lo que pasa es que se tiene que perfeccionar el tipo de operativos. Estoy seguro que el fin de esos operativos es recaudar dinero".

Destacó que en el momento se hace la planeación de los ingresos que se tendrán para un año, no se contempla la cantidad real que se capta por la aplicación de este tipo de actividades.

"Dinero que no sabemos a dónde va. Que regularmente en las leyes de ingresos se plantean cantidades mínimas de esta recaudación por infracciones de tránsito, pero siempre son más y hay un margen muy amplio entre lo aprobado y lo recaudado: una caja chica".

Otro de los puntos mencionados por el diputado local fue en el sentido que conforme pasa el tiempo son más los retenes de este tipo de las ciudades.

"Cada día hay más y las sanciones son más altas, porque finalmente es recurso fresco que se puede manejar de manera discrecional", afirmó.

Otro de los puntos mencionados es que no es el único cobro que se hace por parte de los gobiernos, que son anticonstitucionales, "por decir, el Impuesto al Fomento Educativo que cobra la Secretaría de Finanzas cuando uno va a pagar el refrendo. Es anticonstitucional y hay resoluciones de jueces federales respecto a ese tema y son declarados improcedentes".