Responde Peña preguntas de obispos sobre reformas

El Presidente hizo llegar a los obispos de la Iglesia Católica dos documentos: uno de trece cuartillas, con respuestas breves, y otro de 58, con respuestas extensas y detalladas.
Reunión de Enrique Peña Nieto con el Episcopado Mexicano.
Reunión de Enrique Peña Nieto con el Episcopado Mexicano. (Tomado del Facebook de Enrique Peña Nieto.)

Ciudad de México

El presidente Enrique Peña Nieto respondió este domingo por escrito las cinco preguntas que la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) le formuló sobre las reformas educativa, hacendaria, energética, política electoral y de telecomunicaciones durante su encuentro del pasado 2 de mayo.

Por conducto del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, el presidente Peña Nieto hizo llegar a los obispos de la Iglesia Católica dos documentos: uno de trece cuartillas, con respuestas breves, y otro de 58, con respuestas extensas y detalladas.

Ambas versiones se pusieron esta misma tarde a disposición de quienes deseen consultarlas en el portal oficial de la Presidencia de la República (www.presidencia.gob.mx).

“El objetivo de contar con dos versiones es ofrecer a la ciudadanía la posibilidad de conocer las respuestas de cada reforma tan al detalle como se quiera consultar, brindando dos alternativas de lectura. El gobierno de la República continuará informando a la población sobre los beneficios que generan las reformas estructurales para las familias mexicanas”, subrayó el Ejecutivo en la presentación de los documentos.

Reconoció asimismo el interés de diversos sectores de la sociedad en el contenido de las reformas y subrayó igualmente que millones de mexicanos comparten las inquietudes de la CEM.

En respuesta a la interrogante de la cúpula católica sobre la reforma educativa, Peña Nieto sostuvo que las modificaciones al artículo 3 constitucional y sus respectivas leyes secundarias representan el primer paso para que todos los mexicanos tengan una educación integral de calidad, pero para lograrlo deben participar padres de familia, autoridades educativas, expertos en educación, maestros y la sociedad civil.

“De acuerdo con las últimas mediciones internacionales, 55 por ciento de los alumnos mexicanos no alcanza el nivel básico de habilidades matemáticas, mientras que 41 por ciento no alcanza el de comprensión de lectura. Además, la falta de actividades deportivas y artísticas, así como de cursos de idiomas y de computación reduce las oportunidades de desarrollo de nuestros alumnos”, advirtió.

El Presidente de la República respondió asimismo que la reforma hacendaria busca aumentar la recaudación y la base de contribuyentes para incrementar los ingresos del Estado de forma más justa.

“Con los recursos obtenidos, siguiendo estrictas reglas de transparencia, se fortalecerá e incrementará el gasto en áreas como la educación, la salud y la seguridad social, con el fin de elevar la calidad de vida y reducir la desigualdad, así como en infraestructura para fomentar el crecimiento económico y el empleo”, agregó.

Detalló que la reforma preservó la tasa cero en el IVA a alimentos y medicinas con objeto de no afectar a los hogares de menores ingresos; se aumentaron las tasas marginales del ISR únicamente para las personas con ingresos de más de 62 mil 500 pesos mensuales (750 mil pesos al año), y se crearon impuestos a los sectores más ricos de la población, como las ganancias por ventas de acciones en la bolsa o los dividendos que distribuyen las empresas a sus dueños.

Peña Nieto expuso que la reforma constitucional en materia política electoral se diseñó para impulsar la construcción de acuerdos y mayorías necesarias para la aprobación de los temas decisivos para el país, fortalecer la relación de corresponsabilidad entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo, estimular la participación ciudadana y garantizar la celebración de elecciones más equitativas, competitivas y transparentes, tanto a nivel local como federal.

Entre los principales aspectos de esa reforma destacó la ratificación legislativa del Programa Nacional de Desarrollo; la reelección de diputados federales, senadores, legisladores locales y alcaldes, la autonomía constitucional de la actual PGR y la creación del INE con facultades para atraer la organización de elecciones locales, en caso de ser necesario.

En sus respuestas a la CEM, el mandatario dijo que la reforma energética busca cumplir los objetivos de aumentar la inversión en el sector para actualizar la tecnología y elevar la producción; aumentar la producción de gas natural; promover la competencia en el sector para bajar los precios de la luz y del gas; aumentar la renta petrolera y aprovecharla mejor; transformar la industria eléctrica para mejorar el servicio; transparentar el sector energético para combatir la corrupción; y reducir el impacto ambiental de las actividades de explotación de hidrocarburos.

“Para aumentar la inversión en el sector hidrocarburos, la reforma permite que el gobierno federal pueda contratar a terceros para llevar a cabo procesos de exploración y extracción de petróleo, asegurando en todo momento que el petróleo en el subsuelo seguirá siendo propiedad de la Nación”, indicó.

Estimó que la reforma habrá generado al final del sexenio medio millón de nuevos empleos y para 2025 otros 2.5 millones.

Peña Nieto enumeró también los objetivos de la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones y entre ellos hizo notar el de promover la competencia para elevar la calidad de los servicios del sector y reducir sus tarifas.

Como ejemplo de ello citó la decisión del Instituto Federal de Telecomunicaciones de declarar preponderantes al grupo América Móvil en telecomunicaciones y a Televisa en radiodifusión, imponiéndoles una regulación específica a efecto de normar su actuación en el mercado y asegurar condiciones de competencia efectiva.

“Resultado inmediato de la aplicación de la regulación específica, América Móvil ha dejado de aplicar cargos adicionales a sus usuarios por las llamadas que realizan fuera del área de cobertura contratada”, añadió.

Recordó asimismo que el organismo publicó en marzo pasado la convocatoria y bases de licitación para las dos nuevas cadenas nacionales de televisión abierta y, según el calendario, hacia el segundo trimestre de 2015 se estarán entregando los títulos de concesión respectivos.