La OCDE reprueba 24 órganos de fiscalización

Sólo Coahuila, Colima, Zacatecas, Querétaro, Quintana Roo, Tlaxcala, Yucatán y Oaxaca alcanzan 10 de calificación en materia de autonomía.
José Ángel Gurría y Juan Manuel Portal.
José Ángel Gurría y Juan Manuel Portal. (Javier Ríos)

Ciudad de México

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) encontró que al menos 24 de las 32 entidades de fiscalización de los estados del país no son autónomas.

Señaló que el Sistema Nacional de Fiscalización debe contribuir a fortalecer la autonomía de estas instituciones y garantizar la coherencia de sus actividades para mejorar la auditoría y aumentar la rendición de cuentas, aprovechando el ímpetu de la nueva Ley General del Sistema Nacional Anticorrupción.

La OCDE destacó en su estudio “El Sistema Nacional de Fiscalización de México: Fortaleciendo la rendición de cuentas para el buen gobierno”, que solo tres cuartas partes de las entidades de fiscalización subnacionales obtuvieron una puntuación de cinco o menos en autonomía, en una escala del uno al 10, de acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad y la Universidad de Guadalajara.

De acuerdo con estas instituciones, las entidades de fiscalización superior de Coahuila, Colima, Oaxaca, Querétaro, Quintana Roo, Tlaxcala, Yucatán y Zacatecas alcanzan una calificación de 10 en materia de autonomía respecto al Congreso local.

La mayoría de las entidades restantes se encuentra por debajo del promedio, ubicado en 5.94 puntos, mientras que Aguascalientes y Veracruz obtuvieron una puntuación de cero.

“Lo que sucede es muy sencillo: en unos casos se trata del marco jurídico, en otros de recursos, en términos presupuestales, humanos o de sistemas. Si uno no tiene presupuesto o los técnicos, los expertos adecuados, no tienen la capacidad de exigir información, en virtud de que el marco jurídico no está perfeccionado, todo eso le quita grados de libertad y de autonomía. Pero todo es perfectible”, dijo José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, al presentar los resultados del documento de la organización.

Añadió que “la coordinación que puede llevar a cabo la Auditoría Superior de la Federación va a permitir moverse hacia lo que llamaríamos mejores prácticas, en donde podemos pedir a los estados que tomen en cuenta cómo llevan a cabo esas prácticas otras entidades”.

Gurría advirtió que la economía y la voluntad política son factores que influyen en la cadena de rendición de cuentas, pero dijo que también lo es la capacidad técnica del Congreso de la Unión.

“Esta cadena puede funcionar mejor si se refuerza esta capacidad y se hace un mejor uso de los reportes de auditoría al momento de definir políticas públicas y presupuestos”.

El documento de la OCDE, presentado en conjunto con la ASF, la Secretaría de la Función Pública y la Red por la Rendición de Cuentas, incluye seis ejes de recomendaciones en la materia.

Además del fortalecimiento de la autonomía de las entidades fiscalizadoras de los estados, recomienda definir actividades y prioridades del Sistema Nacional de Fiscalización, asignar a un responsable de coordinarse con el Sistema Nacional de Transparencia, que la ASF organice sus procedimientos para evitar duplicidades y garantizar la coherencia con los otros integrantes del sistema y la nueva Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, por lo que debe adaptar su programación de auditorías para priorizar recursos.

Incluye también fortalecer el sistema profesional de auditoría y crear políticas acertadas de gestión de recursos humanos que favorezcan la independencia y un desempeño eficaz.

Finalmente, la ASF debe dirigir estudios y auditorías sobre la aplicación de a estrategia del Sistema Nacional de Transparencia, evaluar las deficiencias en materia de control interno y gestión de riesgos, centrar sus auditorías en programas de alto riesgo y mejorar la difusión y capacitación para aumentar el impacto entre los participantes del Sistema Nacional de Fiscalización.

LUCHA ANTICORRUPCIÓN, DEMANDA GENERALIZADA: GURRÍA

El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría, dijo que la lucha contra la corrupción es una demanda generalizada en todas las sociedades del mundo.

Después de participar en la presentación del estudio “El Sistema Nacional de Fiscalización de México”, el funcionario dijo que la transparencia “es un reto que hay en el mundo entero, todos los países de la OCDE nos solicitan apoyo para fortalecer la lucha por la transparencia, por la integridad y contra la corrupción”.

Dijo que muchos países piden asesoría y apoyo en materia educativa, otros en salud, otros en impuestos, pero todos piden ayuda contra la corrupción.

“Yo les diría que es una demanda generalizada, porque además lo que reflejan los gobiernos es preocupación por avanzar en este tema, reflejan la opinión pública, que hay mucho menos tolerancia de la sociedad en los asuntos de corrupción y la sociedad está exigiendo más transparencia, más integridad, más rendición de cuentas”, expresó el titular de la OCDE.

Con información de: Rafael Montes/México.