Reprueba PAN al gobernador por “desatinadas declaraciones”

El dirigente estatal del Partido Acción Nacional, consideró preocupante que el estado sea foco de atención de la prensa nacional e internacional por los comentarios del gobernador.

Monterrey

Ante los comentarios del gobernador Jaime Rodríguez Calderón al decir que "a una niña gorda nadie la quiere", el dirigente estatal del Partido Acción Nacional, Mauro Guerra, declaró que es preocupante este tipo de declaraciones que evidencian a un Gobierno sin un proyecto claro para la entidad y que sale solamente con ocurrencias.

Comentó que estos comentarios del jefe del Ejecutivo estatal, generan que Nuevo León sea tema a nivel nacional y global, ya que los medios de comunicación internacionales se han interesado en esas "desatinadas declaraciones".

"La verdad es que preocupa que nosotros seamos tema nacional e internacional porque hemos ya tenido un acercamiento de medios internacionales por ese tipo de desatinadas declaraciones que evidencian que el Gobierno no tiene un proyecto claro para el estado y que ha estado saliendo sólo con ocurrencias.

"Quiso hablar de un problema social y terminó faltando al respeto a las mujeres y descartando un gran problema que tenemos que es la violencia en Nuevo León; el PAN ha luchado para que se reconozca un estatus de feminicidios en el estado porque hemos tenido muchos casos que han afectado a mujeres y el Gobierno sigue sin presentar una estrategia", explicó el líder del PAN.

Este lunes, Jaime Rodríguez Calderón dijo, durante un evento público que consistió en la instalación de la Red Neoleonesa de Universidades Promotoras de la Salud, que hay que empezar por decir la verdad a los jóvenes y como ejemplo mencionó que "a una niña gorda nadie la quiere".

En su mensaje, el mandatario estatal pidió a los padres de familia hablar con la verdad a sus hijos para no provocarles una afectación en el futuro. Aseguró que cuando a una niña le crece el estómago o "sale" embarazada "los chamacos comienzan a buscar a otras".

Además, indicó que es responsabilidad de los padres de familia que las adolescentes resulten embarazadas a los 14 o 15 años de edad.

Estos comentarios desataron las críticas de distintos sectores de la sociedad, y el caso fue discutido incluso en la Cámara de Diputados, por considerar como un mensaje ofensivo el del mandatario estatal.

"Seguiremos tocando las puertas para que las instancias correspondientes den un llamado al orden, llamado a que se respeten los derechos humanos en el estado, a que se respete a las mujeres en el estado y que verdaderamente se impulse su desarrollo y en todos los temas que están pendientes: seguridad, desarrollo económico, educación y pues bueno, que el gobernador se siente ya a definir un plan de trabajo", comentó Mauro Guerra.