Renuncian Javier Livas y Concha Lupe al PAN

En su carta al dirigente nacional panista, Gustavo Madero, Livas Cantú denunció corrupción dentro del instituto político.
Javier Livas Cantú renunció por segunda ocasión a su militancia en Acción Nacional.
Javier Livas Cantú renunció por segunda ocasión a su militancia en Acción Nacional. (Raúl Palacios )

Monterrey

Argumentando que el PAN de ahora con Gustavo Madero al frente personifica todas las conductas que en su inicio se propuso revertir, Javier Livas Cantú renunció a ese partido al que calificó cómplice de la corrupción.

Lo secundó Concha Lupe Garza, militante de Acción Nacional desde los 18 años, quien dijo coincidir con él.

Ambos en conferencia con los medios, expusieron sus motivos, que en el caso de Livas Cantú lo hizo a través de una carta enviada a Gustavo Madero.

"El PAN ha dejado de ser un factor de solución para convertirse en una parte medular del problema", le dice en sus líneas al líder de ese instituto político.

"El partido que dirige Madero es un acelerador de la propagación de los antivalores que envenenan el entorno de la política mexicana", advierte.

Señala que le dice también que en vez de cambiar el PAN a México, se dejó arrastrar por las típicas transas, las salidas fáciles y el trabajo mediocre, envuelto en un cinismo escalofriante.

"Cuando pienso en el PAN, me vienen a la mente los moches sin castigo, la democracia simulada, en las mordazas convenencieras, los chantajes internos y el comportamiento vergonzoso de sus diputados federales", subrayó.

Hace hincapié en que las cúpulas del PAN eligen a los inelegibles y monopolizan el voto de los amedrentados.

Sobre Concha Lupe Garza, quien fue incansable en su lucha por el verdadero cambio por la democracia, Javier Livas dijo que le daba satisfacción que también decidiera renunciar a su militancia en el PAN.

A los 18 años ella se incorporó al Partido Acción Nacional, dice que algo se logró en los objetivos que se proponían, aunque reconoce que no fueron muchos.

"Participé en 1985 en la campaña de Fernando Canales, quien ganó la gubernatura. Fui diputada local, fui consejera estatal y nacional y ya no me siento representada por lo que era mi partido", indicó.

Subrayó Concha Lupe Garza que el partido albiazul desvió el rumbo.

"Desde años el PAN no está combatiendo la corrupción ni al interior con sus militantes ni menos hacia afuera, y ya no está representando los ideales de Manuel Gómez Morín, fundador del partido", precisó.

Agregó que buena parte de los cambios y transformaciones del país se deben al partido albiazul.

"Continuaré trabajando para que nuestro país mejore, pero no dentro del partido porque no lo lograría", reconoció.