Rojas no quiso cargar con peso de desmantelar CFE: Barbosa

El ex director de la empresa no estuvo de acuerdo con el contenido de la reforma energética y su renuncia fue una posición digna, señaló el coordinador del PRD en el Senado.
Miguel Barbosa, coordinador del PRD en el Senado.
Miguel Barbosa, coordinador del PRD en el Senado. (Angélica Mercado)

Cd de México

La renuncia de Francisco Rojas a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) es una posición digna para evitar cargar el peso de desmantelar esa empresa pública, luego de que el PRI y el PAN aprobaran la reforma energética en el Congreso, afirmó el coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa.

El legislador señaló que Rojas no estuvo de acuerdo con el contenido de la reforma impulsada por el Ejecutivo federal, que involucra "el desmantelamiento" de la CFE.

"Él no estuvo de acuerdo con el contenido de la reforma energética y no quiso cargar con el peso histórico de ser el director que llevara a cabo el desmantelamiento de la CFE", comentó al insistir que fue una actitud diga del ex director de la Comisión.

Barbosa también opinó sobre la remoción de una diputada panista de la Comisión de Energía por criticar la reforma energética y expresó que

"estamos viendo que prevalecen más los intereses que el respeto a la libre opinión, a la toma de conciencia de cada acción legislativa o del ejercicio de gobierno que sea".

En ese sentido, el perredista destacó que su partido promoverá acciones legislativas para revertir los cambios que se aprobaron en la reforma energética, al considerar que dichas modificaciones afectan gravemente el desarrollo del país y de millones de mexicanos.

Señaló que con las reformas secundarias en materia energética el gobierno federal pretende culminar el proceso de privatización de sector energético. "El Grupo Parlamentario del PRD ganará nuevamente el debate e informará a la sociedad mexicana de los efectos perjudiciales de estas reformas".

Explicó que se han identificado varios elementos que serán los ejes que orientarán el debate en la materia, porque, reiteró, corresponde a la nación el dominio directo, inalienable e imprescriptible del petróleo y todos los carburos de hidrógeno, así como el servicio público de energía eléctrica.

Barbosa Huerta dijo que debe garantizarse que Petróleos Mexicanos lleve a cabo – de manera exclusiva –, los proyectos que por su magnitud o relevancia tecnológica, sean estratégicos para el futuro de la industria petrolera, particularmente en yacimientos transfronterizos.

Mencionó que en la discusión de la legislación secundaria debe velarse para que en materia de contratos, licencias de exploración, extracción de hidrocarburos y para el servicio público de energía eléctrica, en ningún caso puedan incluir cláusulas de arbitraje que sujeten al país a Jurisdicción extranjera.

"En contratos o licencias para exploración y extracción de hidrocarburos, se establecerá de manera explícita que el contratista actúa por cuenta de la nación mexicana, y en ningún momento podrá registrar contablemente, como activos propios, las reservas y los hidrocarburos de los yacimientos que sean objeto del acuerdo contractual", señaló.

Precisó que los contratos de cualquier tipo que se realicen con empresas del Estado o con particulares en materia de hidrocarburos y electricidad, deberán incorporar un contenido creciente de insumos, bienes de capital, tecnología y recursos humanos calificados de origen nacional.

El también Presidente del Instituto Belisario Domínguez dijo que la explotación de los hidrocarburos debe realizarse acompañada de un proceso de planeación que garantice la seguridad energética del país en el largo plazo.

El senador poblano señaló que es indispensable fortalecer las empresas públicas de energía, otorgarles autonomía presupuestal, técnica y de gestión suficiente para garantizar su autofinanciamiento y moderación, con el fin de que logren la mayor eficiencia en los asuntos que el Estado les encomiende.

Sobre el servicio público de electricidad, Miguel Barbosa dijo que deberá aprovecharse en el corto y largo plazo.