Rendir cuentas, necesario para combatir corrupción: Iglesia

La rendición de cuentas y la debida gestión de bienes públicos son condiciones inaplazables para el combate a la corrupción, consideró la Arquidiócesis de México.

Ciudad de México

La rendición de cuentas y la debida gestión de los asuntos y bienes públicos son condiciones inaplazables para el combate a la corrupción, pero ante todo debe prevalecer la ley, consideró la Arquidiócesis de México.

En la editorial "Corrupción ese mal eterno" del semanario Desde la Fe, se habla del dictamen del Sistema Nacional Anticorrupción que se aprobó en la Cámara de Diputados.

"Atendiendo la promesa para combatir y erradicar una lacra que desgasta al país en cuestiones económicas y de credibilidad. El sistema, que se encuentra en análisis para su discusión en el Senado, pretende ser respaldado por un diseño legislativo idóneo para alcanzar estándares de calidad en el buen gobierno; más que un ordenamiento de sanciones, apuesta a la prevención de la corrupción que cuesta al país miles de millones de pesos", se lee en el semanario.

En el estudio de la Cámara de Diputados para reformar diversas disposiciones de la Constitución Política en materia de anticorrupción, se ventilan cifras alarmantes derivadas del índice Nacional de Corrupción y Buen Gobierno.

El semanario destaca que hacia el 2010, las mordidas para facilitar 35 trámites burocráticos y servicios públicos alcanzaron los 32 millones de pesos. En ese mismo año se registraron 200 millones de actos de corrupción en distintos órdenes de gobierno y el 77 por ciento de los ciudadanos percibieron alta corrupción en el país.

El semanario añade que "si la medicina pretende ser definitiva, el examen debe dirigirse hacia las instituciones más sospechosas".

Y si el nuevo "sistema nacional anticorrupción pretende ser garante de la legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficiencia de la función pública, entonces será una señal de esperanza para componer este organismo que sufre un mal lacerante".