Regidores del PRI denunciarán a Margarita por promoción anticipada

Los ediles regiomontanos señalan que la entrega de aguas con promoción de su persona en la Misa que hubo en el Puente del Papa, es un delito electoral que se conoce como 'peculado'.

Monterrey

Los regidores del PRI del Cabildo regiomontano señalaron que Margarita Arellanes, alcaldesa de Monterrey, volvió a evidenciar sus ansias políticas a pesar de que se pueden constituir delitos desde el ámbito penal y electoral, por lo que la denunciarán.

Lo anterior se informó por medio de un comunicado, en el que señalan que la presidenta municipal realiza campañas políticas, utilizando nombres e imágenes de su persona, con recursos del erario.

"Una vez más los regiomontanos volvemos a ser testigos de cómo la señora Arellanes realiza campañas publicitarias en donde se utilizan nombres e imágenes con siglas de su persona y colores usados por el partido político en el que milita, utilizando fondos públicos del erario municipal, lo que evidentemente es ilegal y lo único que nos confirma es su desprecio al cumplimiento de la ley".

Eugenio Montiel, coordinador de los regidores, expresó: "La acción de entregar botellas de agua a los asistentes al evento de canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII, utilizando la imagen que ella pretende vendernos como institucional pero que a todas luces y en forma desvergonzada hace alusión a su persona, no habla de una buena forma de administrar los dineros públicos, más bien tiene todo el propósito de hacer promoción política de su persona y eso está tipificado como un delito de acuerdo al artículo 217 fracción II del Código Penal de Nuevo León y se llama 'peculado'".

Agregaron que recabarán las evidencias y realizarán las denuncias correspondientes, pues aprovechó el escenario religioso para vender su imagen.

"Recabaremos la mayor cantidad de evidencias posibles y vamos a hacer las denuncias que corresponden, pues nos parece una burla más de la señora Arellanes a los regiomontanos esta acción y debemos ponerle un alto; si realmente hubiera querido apoyar desinteresadamente a los asistentes que de buena fe fueron, hubiese bastado con botellas de agua sin marca o genéricas, sin embargo esto no fue así y ella vuelve a utilizar escenarios religiosos para vender una imagen que sabemos no se tiene".

Lamentaron además que Margarita Arellanes deje a un segundo plano el trabajo de los regiomontanos.

"Lamentamos profundamente que el trabajo por el bien de los regiomontanos, de parte de la alcaldesa, pase a un segundo plano en sus prioridades", expreso el regidor Arturo Pezina Cruz.

Finalmente arremetieron contra la edil: "Ya basta de jugar al doble juego, al doble discurso, de tirar la piedra y esconder la mano, vamos a denunciar ésta y todas las acciones que de aquí en adelante, estamos seguros se presentarán con mayor frecuencia de parte de la alcaldesa y su equipo de trabajo rumbo al 2015", puntualizaron los regidores del PRI en Monterrey.