Reformas a leyes electorales saldrán a tiempo: Cristina Díaz

La senadora priista indicó que el plazo para las modificaciones se tiene que cumplir; desde enero se trabajó en la redacción de los documentos y la construcción de los consensos.

Monterrey

El calado de la reforma en las leyes electorales es grande, por lo que es normal que especialistas y empleados de los organismos en la materia tengan dudas sobre la posibilidad de que esta salga a tiempo, afirmó la senadora priista, Cristina Díaz Salazar.

Luego de su participación en el foro Públicos de Análisis y Reflexión, organizado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Sala Monterrey, la legisladora enfatizó que el plazo para las modificaciones se tiene que cumplir y desde enero se trabajó no sólo en la redacción de los documentos, sino también en la construcción de los consensos.

Díaz Salazar fue llamada por el coordinador de su bancada Emilio Gamboa Patrón para sostener una reunión para este tema, por lo que su participación en el foro fue breve.

"Los tiempos ya se están cerrando y tenemos que expedir y tener listas estas leyes de la Reforma Política Electoral y en este grupo parlamentario siempre hay una responsabilidad con la agenda nacional", señaló.

Cuestionada sobre la posibilidad de que no se cumplan los plazos de la ley, Díaz Salazar insistió en que se está trabajando sobre los tiempos.

"Sabemos que la elaboración de aproximadamente siete leyes es importante, sin duda, una de las leyes y si bien todas tienen el mismo peso, las leyes de partidos políticos y candidatos independientes, la ley de procedimientos electorales y la delitos electorales son de las más importantes, más una serie de adecuaciones que tenemos que hacer.

"Desde el mes de enero se ha estado trabajando en mesas para realizar en tiempo la elaboración de las iniciativas, yo confío en que estemos listos que se presenten y es de interés de todos los partidos políticos representados en el Senado trabajar por ello", puntualizó.

Señaló que esta reforma debe estar lista en medida de que las legislaturas locales, sobre todo aquellas con comicios electorales en los próximos años, tienen que ajustar sus propias normativas.

Díaz Salazar insiste en que la pretensión de una reforma política es para garantizar que los comicios venideros sean más confiables, equitativos, justos, transparentes y que atiendan a la pluralidad social.