"El problema con las reformas de EPN es que nadie las conoce"

El diputado federal del PAN, Carlos Fernando Angulo Parra, dijo que se desconoce lo que realmente significa la apertura del sector energético y las facultades de las empresas de telecomunicaciones. 

Monterrey

Existe una desinformación por parte de lo que realmente representan las reformas estructurales de Enrique Peña Nieto, y cómo éstas afectan o benefician a la sociedad, aseguró el diputado federal Carlos Fernando Angulo Parra.

Durante una conferencia impartida en la Incubadora de Negocios del Tecnológico de Monterrey, el diputado panista señaló que se desconoce lo que realmente significa la apertura del sector energético y las facultades que ahora tienen las empresas de telecomunicaciones.

"¿Qué es lo que realmente está mal con las reformas? El problema con las reformas es que nadie las conoce y lo que creen que conocen no es cierto", mencionó Angulo Parra al dar inicio a la charla en la que participaron asociados a la Incubadora. 

La total apertura del sector energético, las facultades que tiene el ejecutivo (tanto Peña Nieto como cualquier presidente en turno en un futuro), las facilidades que les han sido otorgadas a las empresas de telecomunicaciones y la manera en cómo operan son temas que deben preocupar a los ciudadanos. Pero para esto es necesario entender realmente qué fue lo que se aprobó, indicó el legislador federal.

"(Con la reforma energética) No hay restricciones de inversión extranjera, a Pemex no se le quitó absolutamente nada sólo se cambió su naturaleza. Sacamos al sindicato del consejo administrativo de Pemex, aunque no se pudo el de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por un compromiso que había desde la desaparición de Luz y Fuerza del Centro…", explicó el diputado.

"Se mantienen los permisos para autoabasto de electricidad y se permite la generación de energía eléctrica sin necesidad de vendérsela a CFE (como anteriormente estaba obligado a hacerse), siempre y cuando se venda a consumidor de gran escala. Es decir, a grandes empresas. 

"¿Cómo funciona? La nación sigue monopolizando los hidrocarburos; siguen siendo de la nación siempre y cuando estén bajo suelo… Depende de cómo salga. Que los extranjeros se van a llevar nuestro petróleo… Siempre se lo han llevado. Se lo llevan crudo y lo regresan procesado, éramos un vendedor de crudo".

Entre otras cosas, Angulo Parra recordó que las licitaciones son públicas (aunque un esquema diferente a la ley de licitaciones) y tanto éstas como las reuniones de la Comisión Nacional de Hidrocarburos deben ser televisadas y transmitidas en vivo, facilitando la transparencia y garantizando que no haya corrupción. 

Asimismo, en términos de la reforma de telecomunicaciones y radiodifusión, recordó que originalmente la iniciativa enviada por el ejecutivo era buena, el problema fue que tuvo modificaciones ocasionadas por presiones de las grandes empresas como Televisa y América Móvil. 

"Le quitaron cosas buenas, los diputados de mi partido (Partido Acción Nacional) también participaron en esto. Regresaron los privilegios a los monopolios… Fue un error técnico. Fue una violación a la ley secundaria. 

"Tengo que admitirlo, mi partido se entregó a las radiodifusoras. Pregunto entonces, ¿dónde quedó nuestra congruencia?".

Y es que se le permitió a Televisa no ser considerada como monopolio y a América Móvil desagregarse (con la venta a AT&T de una porción de sus negocios) lo que significa que ya no es un monopolio.