Reformas de Peña toman velocidad, pese a resistencias: El País

En su editorial “México reformista”, el diario español destacó que la recién promulgada reforma la educativa mantiene a los maestros en pie de guerra.
Archivo Milenio
(Archivo)

Ciudad de México

Pese a las resistencias, las reformas impulsadas por el presidente Enrique Peña Nieto comienzan a cobrar velocidad, [b][url=http://elpais.com/?cp=1]destacó hoy el diario [i]El País.[/i][/url][/b]

[b][url=http://elpais.com/elpais/2013/09/12/opinion/1379011666_655006.html]En su editorial “México reformista”,[/url][/b] el periódico español destaca que el proyecto reformista del gobierno de Peña Nieto es tan alentador como necesario.

“Las ambiciosas reformas que impulsa el presidente Peña Nieto —nueve meses en el cargo— con el fin de relanzar el potencial de México cobran velocidad de crucero, pese a las inevitables resistencias populares y políticas en un país acostumbrado al inmovilismo”, señala el artículo editorial.

Sobre la reforma hacendaria, menciona que ésta busca el dinero necesario para instaurar la seguridad social universal y el seguro de desempleo.

“Más tibia de lo esperado, pese a subir impuestos a quienes más ingresan y gravar con un 10 por ciento las ganancias bursátiles, su previsión de incluir el IVA en las matrículas escolares ha causado tal revuelo que ha obligado al Gobierno a dar marcha atrás”, dice.

Sobre la reforma educativa, considera que la actitud del magisterio disidente no invalida los justo del planteamiento gubernamental.

“La modernización de México no es posible mientras los puestos de trabajo en el magisterio sean ocasionalmente hereditarios u objeto de compraventa o su titularidad decidida por unos sindicatos corruptos, para los que constituye anatema, por ejemplo, la evaluación regular de los profesores”, señala.

Critica que pese al Pacto por México, el presidente Peña Nieto “peca de optimismo”, cuando afirma que en cuatro meses habrá puesto los pilares de su plan.

El editorial considera que la gran asignatura pendiente del gobierno es la modernización y fortalecimiento de Pemex, “auténtico tabú para el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD)”.

El diario considera que sería un gran error de Peña Nieto confiar que cuenta con el PAN para intentar cambiar el perfil económico y social de México e ignorar al PRD y la capacidad de López Obrador para impulsar la protesta social.