Reformas de Peña Nieto modernizarán el país: diputado federal

Marco A. González Valdez indicó que las reformas estructurales generarán mayor inversión y traerán más empleos.

Monterrey

Para el diputado federal Marco A. González Valdez, la agenda de reformas estructurales promovidas por el presidente de México, Enrique Peña Nieto, son para la modernización del país.

Además, agregó, son para generar mayor inversión que se traducirá en más empleos y mejorar el bienestar de las familias mexicanas.

El legislador nuevoleonés, Marco González, señaló que en particular la reforma financiera es la de mayor importancia debido a su relevancia para el crecimiento económico de nuestro país.

"Los que integramos la fracción del PRI en el Congreso de la Unión consideramos que era una reforma vital porque si bien México cuenta con un sistema bancario sólido, es un sector que presta poco y que no atiende a todos los sectores de la población", subrayó González Valdez.

Dijo que un ejemplo es que alrededor de 14 millones de mexicanos, es decir, el 20% de la población adulta, no tiene cuentas de ahorro o crédito en el sistema financiero formal.

Marco González advirtió que la reforma financiera busca que todos los mexicanos, en todas las regiones del país y sin distinción de género, lengua o condición socioeconómica, puedan tener acceso a servicios s como el ahorro y los seguros, y que especialmente tengan la posibilidad de tener más crédito y que éste sea más barato.

"El primer eje de esta reforma consiste en la competencia, en inhibir prácticas anticompetitivas para reducir las tasas de interés, y frenar los bancos", indicó.

Agregó que además se fortalece la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), para incluir mayores obligaciones de transparencia y establecer penalidades contra las atribuciones financieras.

Así mismo dijo que en segundo lugar la reforma establece las condiciones para redefinir el papel de la banca de desarrollo, para convertirla en motor de crecimiento en las áreas de infraestructura, apoyo a pequeñas y medianas empresas y creación de patentes.

Pero además, se promueve la perspectiva de género: la banca de desarrollo habrá de fomentar mayores productos a favor de las mujeres.

"El tercer eje amplía el crédito de las instituciones privadas con el propósito de evaluar periódicamente de modo que canalicen más recursos al crédito productivo", estimó.

Respecto al cuarto eje, añade que persigue la estabilidad macroeconómica, mediante una política de un manejo responsable de las finanzas.