Reforman ley para aprobar cuenta pública del Congreso

Según datos oficiales, los diputados de heredan un déficit de 350 mil pesos a la nueva legislatura, derivado de adeudos por medicamentos y papelería
Congreso del Estado de Tlaxcala.
Congreso del Estado de Tlaxcala. (Archivo/Gabriela Martínez)

Tlaxcala

En forma "fast-track", los integrantes de la LX Legislatura Local reformaron la Ley de Fiscalización Superior del Estado de Tlaxcala para aprobar "en lo oscurito" la cuenta pública de 2013, del Poder Legislativo y evitar que fuera sometida a cuestionamientos.

En este sentido, el diputado local del PVEM, Gregorio Cervantes Díaz admitió que el pasado viernes todos los integrantes de esta legislatura sesionaron para aprobar dicha cuenta, así como la del Órgano de Fiscalización Superior (OFS) relativas al presente ejercicio fiscal.

Cabe señalar que hace dos semanas el mismo legislador del PVEM, presentó una iniciativa para modificar dicha norma con el objeto de que todo aquel ente público que fuera al corriente de sus cuentas públicas, tendría la posibilidad de que se le aprobara la del último año en funciones.

Es decir, subrayó -en ese momento- que todo aquel ente ya no tendría que esperar hasta la nueva legislatura para que aprobarán los estados financieros del último año de labores.

De paso, negó que dicha aprobación haya sido "en lo oscurito" y por lo tanto, "creemos que sesionamos de esa forma para no meter ruido en los 60 municipios de la entidad; había algunos alcaldes que pretendían aprobar también sus cuentas públicas de 2013".

Por su parte, el presidente del Comité de Administración del Congreso Local, Rafael Zambrano Cervantes indicó que prácticamente dejan un déficit de 0.04%, a la próxima legislatura, debido a que se generó una descompensación en gastos médicos en el mes de noviembre.

De acuerdo, con datos oficiales indican que el déficit que heredó dicha legislatura podría ascender a 350 mil pesos, derivado de adeudos por medicamentos y papelería. Y con ello, Zambrano Cervantes incumplió con su palabra de cero deudas a la siguiente legislatura.