Justifica González Morfín ratificación "al vapor" de la reforma

El vicepresidente de la Cámara de Diputados consideró que nadie en los congresos locales se debe sentir mal por haber aprobado esta reforma. “Yo creo que es una buena reforma”.
El vicepresidente de la Cámara de Diputados, José González Morfín, consideró que no son insuperables las diferencias entre diputados y senadores.
José González Morfín, vicepresidente de la Cámara de Diputados. (Archivo)

Ciudad de México


El vicepresidente de la Cámara de Diputados, José González Morfín, justificó la ratificación “al vapor” de la reforma energética en 17 de los 31 congresos locales, al subrayar que el tema se ha discutido durante los últimos 15 o 20 años.

El coordinador de los diputados de Movimiento Ciudadano, Ricardo Monreal, y el vicecoordinador perredista Miguel Alonso Raya cuestionaron, sin embargo, la violación de los procedimientos legislativos e insistieron en su advertencia de recurrir a la consulta popular y otros mecanismos para dar marcha atrás a la referida reforma constitucional.

Interrogado sobre la votación y aprobación del proyecto en la mayoría de las legislaturas locales en apenas tres días, González Morfín atajó:

“Yo creo que en otras épocas era muy frecuente que las reformas constitucionales, sobre todo cuando estábamos o teníamos un régimen presidencial de un solo partido, pues era muy común que se transitara muy, muy rápido en las legislaturas de los estados. En los últimos años, probablemente no, pero yo no le veo absolutamente nada malo; yo creo que nadie en los congresos locales se debe sentir mal por haber aprobado esta reforma. Yo creo que es una buena reforma”.

Sostuvo que en lo personal no teme a una consulta popular sobre la reforma energética, pero dejó claro que la enmienda está consumada al día de hoy y dijo que muy probablemente será declarada constitucional en la sesión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión el miércoles.

Por separado, Ricardo Monreal advirtió que Movimiento Ciudadano no va a ceder ni se va a doblegar, sino mantendrá sus acciones para denunciar a los legisladores que aprobaron la privatización del petróleo y la depredación de los recursos naturales del país.

Acusó al PRI de colocarse “a la derecha de la derecha” con la reforma a los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución, y alertó:

“Lo que sigue es vender la Catedral, aunque no pueden, porque es un bien nacional, Palacio Nacional, Chapultepec, y no sería malo que vendieran el Congreso, porque además no sirve para nada, es una pandilla de rufianes, no sería malo que vendieran las sedes del Senado y de la Cámara de Diputados, que se disolviera el Congreso y se convocara a un nuevo Constituyente para revertir esta acción de canallas de privatizar el petróleo nacional”, dijo.

Por separado, el perredista Miguel Alonso Raya afirmó que la reforma aprobada por el PRI, PAN, Partido Verde y Nueva Alianza es absolutamente privatizadora, además de censurar el atropello de todo el proceso legislativo por parte de una mayoría mecánica.

“Es tanta la prisa de quienes tienen interés en privatizar el petróleo y las industrias petrolera y eléctrica del país que, en un hecho histórico sin precedente, en un tiempo récord, ya fue avalada por 17 congresos estatales con mayoría panista y priista, cantidad suficiente para concretar la reforma constitucional”, puntualizó el vicecoordinador de los diputados del PRD.