Rechaza PAN que iniciativa en telecom sea preferente

La bancada panista en la Cámara de Diputados advirtió que implicaría que el gobierno federal y el PRI terminen por imponer una sola visión en la ley reglamentaria.

Ciudad de México

La fracción del PAN en la Cámara de Diputados rechazó la pretensión del Ejecutivo federal de presentar el paquete de leyes secundarias en materia de telecomunicaciones como iniciativa preferente, obligando al Congreso de la Unión a discutirlo y votarlo en un plazo máximo de 60 días.

"No vamos a permitir que nos cierren los tiempos legales para obligar a que se legisle sobre las rodillas", advirtió Juan Pablo Adame, representante de la bancada panista en la negociación de las reformas al sector telecomunicaciones.

En entrevista, Adame advirtió que la presentación de la iniciativa presidencial con carácter preferente implicaría el riesgo que el gobierno federal y el PRI terminen por imponer una sola visión en la ley reglamentaria; que el PAN y el PRD no alcancen a revisar los detalles del proyecto, y que sean excluidas las opiniones de los sectores sociales involucrados en el tema.

El legislador acusó por ello al secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, de "contaminar" el proceso de discusión, al haber presentado exclusivamente a los diputados federales del PRI los avances de la legislación secundaria en la materia.

"No es sano que el gobierno federal maneje a discreción la propuesta y dé un adelanto exclusivamente a los legisladores del PRI, cuando este tema es de interés de todos los grupos parlamentarios", dijo.

Emplazó así al secretario Ruiz Esparza a enviar el documento para su análisis y discusión entre las diversas fuerzas políticas, la industria, la academia y la sociedad en general, a fin de perfeccionarlo y aprobarlo con rapidez, pero sin presiones.

El también presidente de la Comisión Especial de Agenda Digital y Tecnologías de la Información de la Cámara de Diputados subrayó que prácticamente todos los sectores de la sociedad han presentado sus propuestas para definir las letras chiquitas de la reforma en telecomunicaciones, y solamente falta la iniciativa del Ejecutivo Federal.

Adame recordó que están en juego las reglas en que deberá sustentarse el Instituto Federal de Telecomunicaciones para fallar en torno a las dos nuevas cadenas de televisión, además de que hay por lo menos quince leyes que deben modificarse y una más que debe crearse, que es la Ley Convergente.