No existe borrón y cuenta nueva en ley de deuda

El Senador del PAN en Coahuila, Luis Fernando Salazar así lo aclaró luego de las versiones que aseguran que se perdonará a los gobiernos estatales con grandes endeudamientos.
Senador del PAN por Coahuila, Luis Fernando Salazar.
Senador del PAN por Coahuila, Luis Fernando Salazar. (Especial)

Ciudad de México

El Senador del PAN, Luis Fernando Salazar, quien manifesta constantemente ante el pleno se investigue la mega deuda de Coahuila, aclaró que no existe borrón y cuenta nueva con la Reforma de Disciplina Financiera de Estados y Municipios. 

Esto ante la inquietud ciudadana respecto de ciertas versiones que aseguran que se perdonará a los gobiernos estatales que hayan endeudado irresponsablemente a sus Estados o municipios.
 
"La reforma incorpora a la Constitución General de la República el principio de estabilidad de las finanzas públicas y su consideración en el sistema de planeación democrática del desarrollo, lo cual representa un gran avance", explicó en un comunicado el panista.

"Insistiré en que no solamente se conceda una facultad de vigilancia y en su caso la emisión de observaciones, que de nada servirán si los gobernadores todo poderosos se empeñan en endeudar a sus entidades sin justificación, como en Coahuila".

Indicó que además la atribución plasmada en el dictamen del Poder Legislativo Federal para expedir la ley general relativa a las normas de endeudamiento de los Estados, los Municipios y el Distrito Federal.

La legislación que deberá abordar los temas de los límites y modalidades para afectar las participaciones en garantía, la inscripción de los empréstitos contratados en un Registro público único de deuda pública, la creación de un sistema de alertas sobre el manejo de la deuda pública y las sanciones aplicables a los servidores públicos que incumplan la normatividad.
 
"Quiero aclarar que considero que la facultad concedida al Congreso Federal para legislar en materia de endeudamiento de estados y municipios no resulta suficiente cuando pretendan a través de sus gobiernos la contratación de empréstitos con el acceso a la garantía federal y presenten una condición de endeudamiento elevado en los términos que señale la ley, ya que en esos casos lo que importa es detener una estrategia irresponsable que afecte significativamente las finanzas de las entidades en detrimento de los propios ciudadanos".
 
Indicó que lo anterior resulta pertinente en relación a lo acontecido en varios Estados donde los gobernadores tienen el control del poder legislativo local, han endeudado irresponsablemente y sin contrapesos a un grado totalmente impensable, como en el caso de Coahuila.

"Hoy por hoy representa el Estado más endeudo por habitante, precisamente por no existir una facultad de un ente independiente como el Congreso Federal para objetar y en su caso sancionar las estrategias de endeudamiento de los estados que contando con un nivel alto de deuda, pretendan otorgar garantías federales para obtener más créditos", dijo.