En riesgo elecciones, por reforma político-electoral: IFE

Los consejeros del organismo alertaron que además de los grandes costos que implicaría el cambio de denominación, la concentración de facultades dificultaría el proceso electoral federal 2014-2015.
Consejeros del IFE
Consejeros del IFE (Silvia Arellano)

Ciudad de México

Consejeros del Instituto Federal electoral alertaron que la reforma política que comenzó a dictaminarse en el Senado de la Repúblicapone en riesgo los 20 procesos electorales estatales y el proceso electoral 2014-2015.

“Es responsabilidad del Instituto elaborar un documento en el que se analicen puntualmente cada una de las propuestas técnicas y advertir sobre los riesgos que puede implicar la nueva legislación electoral. La Consejera y los Consejeros Electorales nos hemos percatado de que las versiones preliminares del dictamen que se han dado a conocer contienen indefiniciones y falta de claridad, lo cual puede provocar que se vulnere la certeza jurídica y política que ha caracterizado los procesos electorales federales en las últimas dos décadas”, expresó.

En una conferencia de prensa que duró cinco minutos, el consejero presidente provisional del IFE, Benito Nacif comentó que el IFE no ha sido consultado durante el proceso deliberativo de las posibles modificaciones a las normas electorales.

Recordó que el órgano electoral elaboró el Libro Blanco del proceso electoral federal 2011-212 el cual contiene una visión técnica que identifica las fortalezas y los problemas que se presentaron en la pasada elección.

En este documento entregado a las cámaras de diputados y senadores se propusieron alternativas de solución para los desafíos en los comicios.

Entre las preocupaciones manifestadas en un pronunciamiento, por el consejero destacan: el cambio de denominación a la institución electoral implicará costos excesivos e innecesarios y generará confusión en el documento de identificación más utilizado, seguro y confiable, con el que cuentan los mexicanos.

Además, dijo que los costos de la administración electoral se incrementarán significativamente.

Señaló que las modificaciones legislativas implican una concentración de facultades en el órgano electoral de tal magnitud que difícilmente habrá tiempo para su adecuada implementación en el Proceso Electoral Federal 2014-2015.

Mencionó que la falta de precisión respecto a las atribuciones de las autoridades electorales abrirá la puerta a una indeseable discrecionalidad y falta de certeza por todos los actores políticos.

Aclaró que una reforma electoral de tal dimensión que no venga respaldada por todas las fuerzas políticas debilita las bases de las instituciones de la democracia.

Desde el IFE hacemos un llamado para cuidar la operación electoral en México y no ponerla en riesgo por complejidades en la adecuación jurídica de la posible reforma electoral.

Nacif señaló que una vez que el dictamen sea aprobado por las Comisiones Unidas, el IFE hará un análisis técnico, muy puntual, el cual se enviará a los legisladores, los partidos políticos y se hará del conocimiento de la opinión pública.