Reforma energética: ¿riesgo u oportunidad?

CIDAC publicó un análisis de los riesgos y oportunidades de 15 temas que estarán incluidos en la disciusión de la reforma energética que iniciará en el Congreso.
Se beneficia también a 15 municipios.
Pemex informó que ellos se encargarán de construir el gasoducto Los Ramones II. Foto: Archivo (Archivo)

Ciudad de México

El Centro de Investigación para el Desarrollo, CIDAC, considera que las modificaciones a las leyes reglamentarias que implica una reforma energética como la que se discute en el Congreso pueden implicar un riesgo o una oportunidad para el futuro energético de México.

CIDAC propuso una agenda de 15 temas y los posibles escenarios para cada uno de ellos.

1.- Contratos que incentivan la inversión

Riesgo: Contratos obsoletos para la industria petrolera global que no atraigan la inversión necesaria para incrementar la producción.

Oportunidad: Contratos modernos y con márgenes atractivos de rentabilidad e incentivos para producir.

2.- Eliminar conflictos de interés dentro del Consejo de Administración de Pemex

Riesgo: Que el Consejo de Administración siga conformado por representantes del gobierno federal, consejeros profesionales elegidos por cuotas de representación de partidos políticos y miembros del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana.

Oportunidad: Que Pemex tenga un proceso de selección de consejeros con mecanismos de transparencia, capacidad, experiencia, probidad e independencia.

3.- Finanzas públicas menos dependientes de los ingresos petroleros

Riesgo: Que la capacidad de ejecución del gobierno federal siga en riesgo si prevalece su dependencia de los ingresos petroleros.

Oportunidad: Si se dota a Pemex con un régimen fiscal empresarial y flexible y, en paralelo, el gobierno federal recauda más eficientemente.

4.- Utilizar los beneficios de la renta para atenuar problemas futuros

Riesgo: Que la reforma no contemple mecanismos que garanticen que los beneficios de la renta petrolera sean útiles para solucionar problemas de largo plazo.

Oportunidad: Si se contara con un Fondo Soberano que administre la renta petrolera en el largo plazo.

5.- Un régimen impositivo para las empresas petroleras que favorezca el interés público

Riesgo: El Estado mexicano podría no cobrar los impuestos deseados a las empresas que inviertan en nuestro país si los contratos no contemplan una repartición correcta del riesgo y una regulación fiscal que impida la fuga de utilidades no gravadas con tal de eludir impuestos.

Oportunidad: La atracción de inversión serviría al interés público si se cuenta con contratos bien diseñados y un régimen impositivo adecuado que regule términos de las contraprestaciones, reembolsos de costos, deducciones autorizadas e incentivos fiscales para las empresas, incluyendo a Pemex.

6.- Fortalecer al regulador ambiental

Riesgo: Una industria de exploración y explotación de hidrocarburos intensiva en recursos no convencionales (proyectos de aguas profundas y aceite y gas shale), derivada de una apertura del sector, incrementará el riesgo de daños ambientales.

Oportunidad: Si se fortalece a la SEMARNAT, ésta tendrá la oportunidad de proteger el ambiente y monitorear los proyectos de explotación.

7.- Transparencia en las tarifas eléctricas

Riesgo: Si las tarifas eléctricas, determinadas discrecionalmente bajo criterios políticos por la Secretaría de Hacienda, siguen sin reflejar el costo real de producción de la electricidad, las inversiones en proyectos de energías renovables enfrentarán condiciones crediticias adversas.

Oportunidad: Si hay transparencia y una lógica de mercado en la definición de las tarifas, al mismo tiempo que se dota a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) de mecanismos de sanción y autonomía de gestión y presupuestal, sería posible una regulación eficaz del sector eléctrico.

8.- Participación privada en la red de transmisión eléctrica

Riesgo: Si la CFE preserva el control exclusivo de la red de transmisión, se limitaría la expansión de dicha red hacia los puntos que generan electricidad a partir de energías renovables.

Oportunidad: Si existiera la posibilidad de licitar la expansión de la red a privados, se impulsaría la generación de electricidad con fuentes renovables.

9.- Desarrollo industrial eco-eficiente 

Riesgo: Si la reforma energética no contempla el diseño de una política que impulse las energías renovables, se corre el riesgo de que los beneficios de dicha reforma sean de menor magnitud y duración.

Oportunidad: Si se elabora una política de innovación eco-eficiente, México podría realizar una transición hacia fuentes de energía más limpias y generar una industria de tecnología solar competitiva.

10.-  Redefinir el papel de la energía nuclear

Riesgo: Si la explotación de energía nuclear continúa siendo un área estratégica que reside exclusivamente en el Estado, existe el riesgo de no producir mayor electricidad por la vía nuclear.

Oportunidad: Permitir la inversión privada en el sector nuclear bajo la rectoría de los recursos por parte del Estado o asignar recursos propios que provengan de una recaudación tributaria más eficiente.

11.-  Gestión neutral del sistema de transporte de gas natural

Riesgo: Con Pemex Gas y Petroquímica Básica actuando como juez y parte  al tener  a su cargo la operación del sistema de transporte y en la prestación del servicio de transporte de gas natural, no se establezcan tarifas y precios de venta competitivos.

Oportunidad: La creación de un planificador independiente a Pemex, permitiría dar una mayor certidumbre a la operación de ductos de propiedad privada, lo que generaría mayor inversión hacia la construcción de éstos.

12.-  Reguladores con dientes

Riesgo: Una apertura del sector energético sin reguladores fuertes genera el riesgo que no haya: claridad en los contratos, un valor y uso adecuado de los recursos emanados de la renta petrolera, montos claros de recaudación sobre las empresas involucradas, control de impactos ambientales, y un sistema justo y eficiente para la solución de controversias y aplicación de sanciones a infractores.

Oportunidad: Si se cuenta con una serie de reguladores fuertes y un sistema de aplicación estricta de leyes de transparencia y rendición de cuentas, se reducirían las prácticas desleales.

13.-  Competencia en el sector eléctrico

Riesgo: Si los pequeños consumidores siguen atados al servicio de monopolio de CFE, no recibirán los beneficios de una mayor apertura en la generación eléctrica.

Oportunidad: Si existe la concesión de las redes de distribución de cada región a cualquier empresa, ya sea una filial de CFE o privados, se permitiría la creación de un mercado al menudeo donde diferentes empresas comercializadoras compitan por brindar el servicio a usuarios finales.

14.-  Claridad en la apertura eléctrica

Riesgo: De no haber claridad se corre el riesgo de no atraer la inversión esperada por la incertidumbre en las reglas de comercialización.

Oportunidad: Se fomentaría la competencia en la generación, lo cual, por un lado, facilitaría el acceso a tarifas más baratas para las industrias y, por el otro, motivaría la inversión.

15.-  Un operador independiente en energía eléctrica

Riesgo: De no haber incentivos para despachar la electricidad considerando variables más allá del costo de generación, se corre el riesgo de inhibir la expansión de la red de transmisión eléctrica y, en consecuencia, afectar el desarrollo de las energías renovables.

Oportunidad: Si existiera un órgano que contemple externalidades ambientales y de costos de largo plazo al despachar energía, se podría adquirir energía de las fuentes óptimas para el país y expandir la red de transmisión hacia los puntos necesarios vía la inversión de privados.